NOTICIAS

Esto es lo que nos traerá la ciencia en 2015

10/01/2015 21:39 CET | Actualizado 10/01/2015 21:39 CET
ISTOCK

En tiempos de incertidumbre y zozobra es más difícil que nunca prever lo que ocurrirá en un año que aún no ha debutado; pero si de algo podemos estar razonablemente seguros, es de que algunas de las noticias más inspiradoras y sorprendentes nos llegarán desde el campo de la ciencia, como siempre ocurre. Sin duda una de las novedades más esperadas será el fin del brote de virus del Ébola que se originó en la República de Guinea en diciembre de 2013 y que ya se ha cobrado miles de víctimas. Como declaró recientemente el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, las esperanzas están puestas en una erradicación de la epidemia para mediados de 2015. El año arrancará con los ensayos en África de las dos vacunas que ya están disponibles y que auguran resultados prometedores.

Otro campo de la biología que podría reservarnos importantes avances es el de las células madre. Después de que en 2014 dos equipos de investigadores lograran por fin obtener células madre embrionarias humanas genéticamente idénticas a una persona adulta, otros científicos podrán aplicar el procedimiento para convertir estos discos vírgenes celulares en tejidos y órganos que sirvan como piezas de repuesto a quienes los necesiten. Aún hay camino por recorrer antes de que esta medicina personalizada sea práctica común en los hospitales, pero el proceso podría acelerarse gracias a una solución de compromiso: emplear una batería de líneas celulares estandarizadas entre las que se pueda encontrar alguna compatible para cualquier paciente. Los tratamientos a medida también contarán con un nuevo apoyo en la posibilidad de secuenciar el genoma de los enfermos, si en 2015 la compañía estadounidense Illumina hace realidad su promesa de poner el genoma de 1.000 dólares al alcance de la mano.

PRÓXIMA ESTACIÓN: PLUTÓN

jupiter flyby

Algunas de las noticias científicas que más se divulgarán en 2015 llegarán desde el espacio. Astrónomos y aficionados esperan con impaciencia la llegada de la sonda New Horizons de la NASA a Plutón, el que solía ser el último de los planetas del Sistema Solar hasta que fue degradado a la categoría inferior de planeta enano. Pero enano o no, después de nueve años y 4.800 millones de kilómetros de travesía, en julio de 2015 estaremos pendientes del máximo acercamiento de la sonda a un objeto familiar de nuestro vecindario espacial que desde entonces tendrá para nosotros una cara real. Una vez terminada su misión en Plutón, New Horizons seguirá camino hacia el cinturón de Kuiper, en los confines del Sistema Solar.

dawn

Otro acercamiento esperado es el de la sonda Dawn, también de la NASA, al planeta enano Ceres, el mayor de los objetos del cinturón de asteroides que separa las regiones interior y exterior del Sistema Solar, entre Marte y Júpiter. En marzo, Dawn entrará en la órbita de Ceres y se convertirá en el primer objeto creado por el hombre que visite un planeta enano, unos meses antes de que New Horizons haga lo propio con Plutón. También ese mismo mes asistiremos al fin de la misión MESSENGER de la NASA, que en los últimos años nos ha revelado los secretos de Mercurio. En marzo, la sonda se estrellará contra el planeta al que para entonces llevará cuatro años orbitando.

SPACE OPERA

En cuanto al espacio más cercano, la Estación Espacial Internacional (ISS) contará en 2015 con una visitante de excepción. Con la reanudación de los viajes de pago a la ISS después de una pausa de seis años, la soprano Sarah Brightman se convertirá en la octava turista espacial. La cantante británica, que ascendió a la fama mundial por su papel en el musical El fantasma de la ópera, comenzará su entrenamiento en enero. Brightman ha declarado que quiere hacer de su experiencia espacial una campaña a favor de la igualdad de género en las ciencias y en pro de los objetivos de la Unesco sobre paz y sostenibilidad mundial. También será la primera intérprete profesional que cantará en el espacio, una actuación que bien podría convertirse en uno de los vídeos más vistos de la historia de internet.

Dos misiones espaciales nos llegarán desde oriente. En noviembre, la sonda japonesa Akatsuki intentará por segunda vez insertarse en la órbita de Venus, después de un primer intento fallido en 2010. También se supone que en 2015 debería lanzarse la misión lunar china Chang’e 4, sucesora de la Chang’e 3 que en 2013 logró posar un vehículo robótico en la Luna. Se supone, porque el gobierno chino no facilita demasiados detalles sobre sus planes previstos. Para cada concepto de misión, China construye los aparatos por duplicado por si el primero falla. La Chang’e 4 se fabricó como repuesto de la 3, y las informaciones publicadas apuntan a que se lanzaría este próximo año para probar algunas tecnologías destinadas a posteriores misiones que traerían muestras lunares a la Tierra.

Sin dejar aún el espacio ni nuestro satélite natural, hay una misión que captará especialmente nuestra atención, y es la del Barcelona Moon Team, uno de los equipos que compiten para ganar el Lunar X Prize de Google a la iniciativa privada que logre situar un rover en la Luna. El equipo español, promovido por la empresa Galactic Suite, cuenta con la participación del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) y la Universitat Politècnica de Catalunya, entre otros socios. La previsión es que en junio la misión se lance desde China a bordo de un cohete Larga Marcha 2C.

AÑO INTERNACIONAL DE LA LUZ

luz

2015 ha sido declarado por la ONU el Año Internacional de la Luz y de las tecnologías basadas en ella. Coinciden el próximo año varios aniversarios en torno a esta temática: el del pionero árabe de la óptica Ibn Al-Haytham (1015), el de la naturaleza ondulatoria de la luz propuesta por el francés Augustine-Jean Fresnel (1815), la teoría electromagnética del escocés James Clerk Maxwell (1865), el efecto fotoeléctrico de Albert Einstein (1905) y el desarrollo tecnológico de la fibra óptica por el chino Charles Kuen Kao (1965). Con esta iniciativa, la ONU pretende "destacar ante los ciudadanos del mundo la importancia de la luz y de las tecnologías ópticas en sus vidas, para su futuro y el desarrollo de la sociedad", según reza la declaración oficial. Las tecnologías de la luz, prosigue la ONU, "promueven el desarrollo sostenible y proporcionan soluciones a los retos globales en energía, educación, agricultura y salud". La organización mundial subraya el papel de la luz en la ciencia del siglo XXI: "Ha revolucionado la medicina, abierto las comunicaciones internacionales a través de internet, y continúa siendo central para vincular los aspectos culturales, económicos y políticos de la sociedad global".

Pero ninguna luz brillará en 2015 como la del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), en Ginebra. La máquina que descubrió el ya famoso bosón de Higgs terminó en febrero de 2013 su primera ronda de colisiones y sirvió para conceder uno de los premios Nobel más rápidos de la historia de la ciencia a los físicos que habían teorizado la existencia de la llamada partícula Dios, la que otorgó la propiedad de la masa a todas las demás. Esto ocurrió con el acelerador de partículas funcionando solo a mitad de potencia, 7 teraelectronvoltios (TeV). Según anunció el CERN, en días pasados los ingenieros terminaron de refrigerar el LHC con helio líquido a -269,15 grados centígrados con vistas a que, a comienzos de año, la máquina comience a bombear protones para provocar colisiones a una energía de casi el doble, 13 TeV. A esa escala los científicos dejan atrás el llamado Modelo Estándar de la física para internarse en territorio desconocido en el que analizarán incógnitas como la materia oscura, o por qué en el universo predomina la materia sobre la antimateria, o incluso si vivimos en un universo de 10 o de 11 dimensiones.

Pese a todo lo anterior, hay noticias que no podemos predecir y que seguro nos maravillarán aún más que las previsibles. Entre ellas, sin duda nos asombrará el hallazgo de alguna nueva bestia que habitó en nuestro planeta hace millones de años, de la que aún no sabemos absolutamente nada y que habrá estado agurdando durante siglos incontables a que alguien la desentierre en 2015. Y precisamente el próximo será un año propicio para los dinosaurios, si la cuarta entrega de la franquicia Parque Jurásico, a estrenarse en junio, logra reavivar la dinomanía que suscitó el comienzo de la saga 22 años atrás. De momento, son muchos los expertos que ya han acusado a Jurassic World de perpetuar una imagen de los dinosaurios que hoy se considera obsoleta al no incorporar rasgos de sobra conocidos, como la presencia de plumas en estos animales. Y por supuesto, una vez más los ejemplares de la ficción estarán sobredimensionados, como el mosasaurio que salta del agua para engullir un tiburón y cuyo tamaño en la película duplica al del animal real. Pero todo esto es anecdótico si la película presta un empujón al interés por la ciencia, que siempre recompensa con creces a todo el que se acerca a ella.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ve a nuestra portada   Síguenos en Facebook   Síguenos en Twitter