POLÍTICA

Pilar Lima, una política valenciana sorda se incorpora al Senado

27/08/2015 20:32 CEST | Actualizado 27/08/2015 20:33 CEST
EFE

El Senado tiene una nueva incorporación, y no es una cualquiera. La senadora de Podemos por las Corts Valencianes Pilar Lima trae esperanza a cientos de miles de personas que están infrarrespresentadas allí donde se decide la esencia de su presente y la posibilidad de un futuro. Lima siente que representa "a la gente que tiene ganas del cambio" y "dentro de ese colectivo hay personas con idiosincrasias muy diversas". La suya es que es sorda.

La senadora entiende que aporta "una novedad" al sistema político español, desde "la perspectiva de las personas con discapacidad" en el terreno legislativo, según ha contado a Europa Press. "Tenemos que incorporar esa perspectiva y la sensación que yo tengo es que la legislación, ahora mismo, ignora a todo este colectivo", explica. "Eso es un plus que yo tengo la obligación de añadir", prosigue Lima, hecho que también atribuye al resto de compañeros de partido pues sus objetivos en el Senado no son individuales, sino "fruto de un trabajo de equipo'".

Lima tiene claro "un objetivo principal", aunque no se sienta representante en concreto de la comunidad sorda. Se trata de "abogar por una educación inclusiva", en la que los niños y niñas sordos estudien en centros bilingües en los que se enseñe el lenguaje de signos a todos. Esto, a su juicio, "aportaría riqueza" y haría posible la integración.

Así ocurre en Europa, donde recuerda que "están mucho más avanzados", ya que la senadora dice conocer varios políticos europeos con discapacidad en los parlamentos de, al menos, dos países, además de dos eurodiputados. Ha lamentado que el porcentaje de personas con discapacidad que se dediquen a la política sea tan "nimio", aunque esta circunstancia también se repite en el ámbito educativo, por ejemplo, en el acceso universitario.

SU ESTRENO EN EL SENADO

Este jueves en la Cámara Alta Lima ha defendido el veto de Podemos al proyecto de Ley de Seguridad Nacional durante la Comisión Constitucional. La política ha confesado que se ha sentido "como en una nube" y que todavía no ha asimilado el proceso, al tiempo que ha señalado la "primera sensación" que ha experimentado es la de "responsabilidad".

"He alucinado dentro de la Comisión en la que he participado, he visto cosas que me recordaban a una situación de instituto, he visto comportamientos que a mí no me han gustado", lamenta, ya que, según añade, tiene entendido que al Senado "se va a trabajar" y que además se va a trabajar "por la ciudadanía".

A su juicio, estas actitudes son fruto de una "falta" de "pedagogía democrática" por lo que apela a tener "una conciencia clara de la responsabilidad" que implica que haya que cumplir "los valores democráticos", espeta. Pero también es tajante: "no voy a trabajar para cambiar a las personas", porque ese no es su objetivo, añade, y porque no es "nadie" para "hacer un llamamiento a ningún senador".

Durante su intervención, ha señalado que ha tenido en mente "las caras" de todas aquellas personas que han confiado en ella y con las que ha hablado. Precisamente, sobre su papel como senadora, ha subrayado la importancia de garantizar la accesibilidad en la sociedad española, que previamente hacía "en la calle" y que ahora realiza en "las instituciones".

"LUCHANDO PARA ELIMINAR BARRERAS"

En su caso, ha señalado que no sabe si alegrarse o entristecerse de su situación porque lleva veinte años "luchando por que las barreras de comunicación se eliminen", lo que le ha llevado a pensar en el resto de personas sordas que "no han tenido" la facilidad" de la que ella ha disfrutado.

Lima ha relatado cómo el Senado le concedió "rápidamente" sus demandas, como la de solicitar dos intérpretes. "Espero que esto sea un primer paso de cara a la accesibilidad", dice la senadora, que inmediatamente añade que "el siguiente paso es el cambio". También ha destacado el apoyo ofrecido por Podemos, ya que el partido liderado por Pablo Iglesias se lo ha puesto "muy fácil". "Es la excepción", aclara la senadora.

Pilar Lima, valenciana de 37 años, decidió unirse a la política motivada por el 15M y "por Podemos". Así, indica que lo que más le motivó fue "la indignación" de "toda la vida" que sentía el colectivo de sordos. "Nosotros debíamos asumir el protagonismo de ese cambio para gestionar todo ese tipo de necesidades" y así llevarlas a las instituciones, señala Lima. En cuanto a Podemos, define al partido como la "herramienta ideal de participación dirigida a la gestión de las instituciones públicas".

"No veía ninguna otra opción política que se adecuara a mis necesidades", ha proseguido, con lo que su decisión de unirse a la política "sí va vinculada" a la creación de Podemos, que en caso de que "no hubiera aparecido", ella hubiera continuado batallando "desde la calle, desde las asociaciones".

NOTICIA PATROCINADA