ECONOMÍA

Rajoy promete eliminar el IRPF a los mayores de 65 años que sigan trabajando

10/12/2015 12:32 CET | Actualizado 10/12/2015 16:49 CET
EFE

Es tiempo de campaña, lo que implica tiempo de promesas. Aunque, a veces, ni siquiera éstas convencen a todos. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este jueves que si gana las elecciones generales eliminará el pago del IRPF durante el primer año a quienes encuentren su primer empleo. Tampoco tributarán por este impuesto las personas que decidan seguir trabajando una vez cumplida la edad de jubilación.

Rajoy, en declaraciones a TVE, ha precisado que en ambos casos habrá límites y que si éstos se superan, sí que habrá que pagar el impuesto. "Si se recibe un sueldazo, pues sí, en ese caso se pagará IRPF", ha apuntado Rajoy, que ha indicado que es una medida "muy buena" porque hay mucha gente que no quiere jubilarse y si sigue trabajando más allá de la edad de jubilación, el Estado se ahorrará una pensión.

Asimismo, ha avanzado que los parados que monten un negocio no pagarán IRPF durante los dos primeros años. También ha recordado que su intención es continuar bajando el IRPF si sigue al frente del Gobierno en la próxima legislatura, de manera que bajará el tipo marginal mínimo del 19% al 17% y el tipo máximo, del 45% al 43%.

"¿CÓMO VA A GARANTIZAR EL ESTADO SOCIAL?"

La promesa de Rajoy ha recibido la rápida contestación de los sindicatos. Por ejemplo, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha preguntado al jefe del Ejecutivo de dónde va a sacar nuevos recursos para compensar la caída de ingresos derivada de las nuevas exenciones de IRPF que está anunciando.

"El presidente debería decir a continuación cómo va a garantizar el sostenimiento del estado social, con qué recurso va a pagar la sanidad, la educación, la dependencia"

"El presidente debería decir a continuación cómo va a garantizar el sostenimiento del estado social, con qué recurso va a pagar la sanidad, la educación, la dependencia o los servicios sociales, y cómo se va a hacer inversión productiva", ha señalado el líder de CCOO, que en cualquier caso ha preferido esperar a conocer "más detalles" de la propuesta antes de valorarla.

Además, se ha mostrado convencido de que el presidente del Gobierno tendrá "una alternativa de recursos para compensar (los ingresos) que puedan perderse" con esta medida, y ha recordado que en la próxima legislatura será "imperativo" recuperar el "terreno perdido" en materia económica y de "calidad de vida" en lugar de plantear "ocurrencias".

MEDIDAS "IRRESPONSABLES"

En el mismo sentido, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, cree que medidas fiscales de este tipo son "irresponsables" porque ponen en peligro la consecución del objetivo de déficit público.

En declaraciones a los medios antes de la apertura de la Asamblea Anual de la Unión de Técnicos y Cuadros de UGT, Méndez ha arremetido contra una política fiscal del Gobierno que, a su juicio, se basa en "regalos" y rebajas que, cuando se refieren a las cuotas sociales, afectan a la estabilidad de las cuentas de la Seguridad Social, y cuando se centran en el IRPF "están en contradicción con las exigencias de la Comisión Europea".

"No son una garantía para que aumente el nivel ocupación"

Así, el líder de UGT ha advertido que la UE va a plantear al Gobierno que se forme tras las elecciones del próximo 20 de diciembre la necesidad de acometer un nuevo ajuste que podría llegar, según ha dicho, a los 13.000 millones de euros, la suma de la desviación del déficit en los años 2015 y 2016.

Pero más allá de lo puramente presupuestario, Méndez apunta que la medida anunciada por el presidente del Gobierno es otra fórmula de incentivación del empleo que, como las bonificaciones o las subvenciones, "no son una garantía para que aumente el nivel ocupación".

MONTORO DICE QUE ES "EXCELENTE"

En cambio, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha asegurado que las nuevas exenciones del IRPF son "muy positivas" y estimularán el empleo en España. Según el ministro, la exención para personas de más edad fomentará la continuidad de la vida laboral, algo muy importante teniendo en cuenta el problema demográfico del país. "Es una excelente aportación", ha asegurado, tras afirmar que España será el primer país del mundo en desarrollar una medida de este tipo.

No ha cuantificado el impacto económico de las dos exenciones ni ha explicado los límites que se establecerán, pero sí ha dicho que se garantizará la equidad y que la exención la del primer empleo afectará a rentas que no están exentas actualmente, así que deberían ser superiores a los 12.000 euros al año.

LOS TÉCNICOS DE HACIENDA CALCULAN QUE COSTARÁ 680 MILLONES Y LA CONSIDERAN INJUSTA

La exención total del pago de IRPF para las personas que sigan trabajando una vez pasada la edad legal de jubilación le costaría a las arcas públicas 680 millones de euros, según los cálculos de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). Según el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, esta propuesta y la que afecta a los jóvenes atacan tres principios constitucionales: capacidad contributiva, justicia tributaria y equidad.

cuadro

Para Mollinedo, la propuesta no es justa desde el punto de vista tributario, ya que habría dos personas en edad de jubilación, una con una pensión que contribuirá con Hacienda, aunque sea con un importe mucho menor que el sueldo que ingrese otra que prolonga su actividad y que no soportará el IRPF. Además, considera que la exención del primer empleo “tampoco es justa, porque una persona en desempleo que perciba las prestaciones tiene que contribuir, y otra con un primer salario no contribuye con Hacienda”.

Además, la propuesta popular rompe los principios de capacidad contributiva y de equidad porque mayores y primeros empleos con sueldos elevados no pagarían IRPF, frente a la tributación que se exige a pensionistas y parados que cobran las prestaciones por desempleo.

Campaña 20-D

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA