Huffpost Spain

Dos atentados en la costa siria dejan casi 150 muertos

Publicado: Actualizado:
Imprimir

El recuento de víctimas tras los dos atentados múltiples de este lunes en las ciudades sirias de Tartús y Jableh, ubicadas en la costa del mar Mediterráneo, sigue creciendo y ya son 145 los muertos y más de 200 heridos, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. El Estado Islámico ha reivindicado la autoría de los ataques.

En Jableh, situada en la provincia de Latakia, han tenido lugar al menos tres explosiones, mientras que la ciudad de Tartús, capital de la región homónima, se han registrado otras cuatro. Varias de las detonaciones fueron obra de terroristas suicidas. Por ahora, el saldo según datos de la ONG en Tartús han sido 48 las víctimas, mientras que en Jableh se contabilizan 97 decesos. Pese a estas informaciones, las fuentes oficiales, mantienen desde hace muchas horas la cifra oficial de muertos en de 80.

La agencia de noticias Amaq, cercana al grupo yihadista, afirmó que combatientes del EI atacaron concentraciones de alauíes, secta que profesa el presidente sirio, Bachar al Asad, en Tartús y Jableh, sin dar más detalles. Aunque La televisión oficial siria aseguró que el grupo armado Movimiento Islámico de los Libres de Sham ha reivindicado estos atentados, pero esta organización no ha publicado ningún comunicado al respecto en su página web ni en las cuentas de Twitter que suele utilizar.

Una fuente del Ministerio del Interior dijo a la agencia de noticias oficial SANA que las detonaciones de Tartús fueron provocadas por "terroristas". Por su parte, la televisión oficial siria precisó que un coche bomba explotó a la entrada de la estación, mientras que dos suicidas detonaron los cinturones de explosivos que llevaban adosados a su cuerpo en el interior de ese lugar.

A su vez, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos confirmó que en Jableh un vehículo cargado con explosivos estalló primero cerca de la estación de autobuses y poco después dos suicidas detonaron los cinturones bomba que llevaban adosados a sus cuerpos en el mismo lugar.

Un tercer terrorista suicida hizo explotar la bomba que llevaba encima en las proximidades de la Dirección General de Electricidad y cerca de la entrada de ambulancias de un hospital.

CIUDADES ALEJADAS DE LA GUERRA

Los ataques de este lunes son los primeros de este tipo registrados en los feudos costeros de las autoridades sirias de Latakia y Tartús, donde los niveles de violencia han sido menores desde el inicio del conflicto en marzo de 2011.

Ambas ciudades, en la que vive una gran parte de la minoría alauí, secta que profesa el presidente sirio, Bachar al Asad, han permanecido relativamente al margen de la guerra que ha sumido a Siria en el caos desde marzo de 2011. La parte noroeste del país se ha mantenido en su mayor parte como bastión del régimen de Bashar al Assad.

Siria es uno de los escenarios donde mayor fuerza tiene el ISIS, que reivindicó los atentados de noviembre de 2015 en París (80 muertos) y el pasado 22 de marzo en Bruselas (35 personas). Pero, en la guerra civil que asola el país de Oriente Próximo están involucrados varios grupos opositores.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Save the Children muestra cómo sería el éxodo de los refugiados si fuesen europeos

- Llegan a España los tres periodistas españoles liberados en Siria

-La refugiada siria que se inspira en Malala para impedir los matrimonios infantiles

- Al menos 41 muertos en dos atentados del Estado Islámico en Yemen

También en El Huffington Post

Close
Atentados del ISIS en Tartús y Jableh
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Sugerir una corrección