Huffpost Spain

Este profesor da una lección a los padres que se quejan por tener que comprar material escolar

Publicado: Actualizado:
LAPICES
PIXABAY
Imprimir

La publicación de Facebook de un profesor de Iowa (Estados Unidos) se ha hecho viral tras ofrecer una perspectiva diferente sobre el tema del material escolar.

Leland Michael, que es profesor de Matemáticas del instituto Lincoln High School de la ciudad de Des Moines, compartió en Facebook un potente mensaje sobre el papel de los padres en la educación de sus hijos.

Michael publicó una foto en la que se veían tijeras, lápices, cuadernos y otros artículos de papelería, acompañada de la historia de un encuentro que había tenido ese mismo día. Según cuenta, estaba comprando material escolar en un centro comercial, saturado al ver a dos padres quejándose en la sección de papelería.

"Esto es ridículo, no entiendo cómo los profesores piensan que somos nosotros los que tenemos que comprar todas estas cosas", decían los padres.

"Mientras despotricaban, no parecían ser conscientes de que yo llevaba un carrito lleno de los materiales que ellos estaban comprando… algo que debería haber sido una indicación bastante clara de que yo era uno de esos profesores tacaños de los que tanto se quejaban", relata Michael.

Más adelante, en la cola, un señor le alegró el día inesperadamente. El hombre estaba comprando material escolar con su hija y, después de pagar, se acercó a Michael y le dio una tarjeta regalo del supermercado por valor de 25 dólares (unos 22,5 euros).

"¿Eres profesor, no?", le preguntó el señor. "Solo quiero darte las gracias por todo lo que haces. He visto que llevas el carro lleno de material escolar y quería ayudarte en lo que pueda".

Tras este encuentro, Michael se emocionó y se sorprendió a partes iguales por la diferencia que había entre los dos tipos de padres. En su post, reflexiona sobre el mensaje que esos padres están haciendo llegar a sus hijos:

"Los niños que oyen a sus padres quejarse se quedan con este mensaje: 'El colegio no es lo suficientemente importante como para gastarse dinero en él, los profesores no tienen criterio y no son dignos de confianza y el aprendizaje no requiere ninguna inversión'.

La hija del señor que me dio la tarjeta de regalo se queda con este: 'El colegio es lo suficientemente importante como para que demos más de lo que se nos pide para asegurarnos de que todo sale bien, se debería respetar y valorar a los profesores y el aprendizaje requiere que demos todo lo que tengamos".

Michael aclara que entiende que algunas familias tienen problemas de dinero y deben apretarse el cinturón para comprar el material escolar de los niños.

"Sin embargo, como padres, tenemos que hacer lo que podamos por mandarle un mensaje positivo a los niños", añade. "El señor que me dio la tarjeta regalo no solo me alegró el día, sino que también me asegura que su hija empezará el curso este año con una perspectiva muy diferente de sus profesores y de su educación, ¡cosa que es muy importante!".

La publicación de Michael ha llegado tanto a padres como a profesores y ya se ha compartido en Facebook más de 70.000 veces. Aunque el debate que rodea al tema del material escolar sigue abierto —especialmente en lo relativo al coste y a la cantidad—, muchos usuarios de la red social han comentado para darle las gracias a este profesor por exponer su perspectiva.

Los niños son conscientes de los mensajes que transmiten los adultos y, cuando se trata de la educación, estos mensajes pueden ser cruciales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Siete razones por las que se te pueden quitar las ganas de enseñar

- Cuando el correo de una maestra sobre las alergias de mi hijo me hizo llorar

- Plataformas de intercambio de material escolar para ahorrar en la vuelta al cole

- El alumno que me hizo llorar (para bien)

- Los deberes a debate: calidad frente a cantidad

- Todos los niños son unos genios, ayúdales a descubrirlo

- La vuelta al cole: un gasto que muchas familias no pueden asumir

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.