POLÍTICA
26/03/2014 18:12 CET | Actualizado 26/03/2014 20:30 CET

Botella propone al Pleno prohibir las manifestaciones en ciertos lugares de Madrid

EFE

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, llevará el próximo jueves al Pleno municipal su petición para que la Delegación del Gobierno ordene los espacios autorizados para la celebración de manifestaciones en la capital de modo que, en determinados casos, se trasladen fuera del centro.

Lo que el Grupo Municipal Popular propondrá será una moción de urgencia para que se apruebe una declaración institucional que recoja esa petición como una iniciativa de todo el consistorio. "El derecho de manifestación se puede y se debe regular", ha apostillado la alcaldesa.

En la declaración, que será aprobada al menos con los votos de la mayoría absoluta con que cuenta el PP en el consistorio madrileño, el Ayuntamiento solicita que la Delegación del Gobierno determine una serie de espacios "que, por sus especiales características, deben ser especialmente protegidos a la hora de autorizar manifestaciones".

Esos criterios serían, según la alcaldesa, el caso de entornos históricos y artísticos, zonas de gran afluencia turística y ejes estratégicos de transporte.

En rueda de prensa, Botella ha señalado que "urge tomar medidas" ya que la "libertad sin límites para unos cuantos no puede cercenar los derechos y libertades de todos los ciudadanos". Para ello ha hecho un "llamamiento al consenso de todas las fuerzas políticas y al diálogo entre administraciones para solucionar este grave problema".

FRANCIA COMO EJEMPLO

La regidora ha puesto como ejemplo el caso de Francia, donde "se regulan escrupulosamente las medidas que refuerzan el mantenimiento del orden público, rechazando aquellas que supongan una amenaza grave para la seguridad y preservando el centro de su capital". De hecho, en París "las manifestaciones quedan limitadas a las grandes avenidas que evitan el centro de la ciudad, además de prohibirlas en la proximidad de los edificios de la Asamblea Nacional".

La declaración incluiría también "la más firme condena y repulsa" del Ayuntamiento por los "lamentables actos vandálicos" que se produjeron en la ciudad la noche del pasado sábado tras la manifestación de las Marchas de la Dignidad y el "reconocimiento" y "gratitud" del Ayuntamiento a todas las fuerzas y cuerpos de seguridad que intervinieron.

CIFUENTES RESPONDE

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha pedido a Botella que "sus propuestas mediáticas" le lleguen "por los cauces legales y no a través de los medios de comunicación", a través de los cuales se ha enterado de las intenciones de la alcaldesa.

La delegada ha recordado que las manifestaciones "no se llevan a cabo donde la Delegación del Gobierno decida, sino donde las organizaciones quieran realizarlas y sólo se pueden modificar en contadísimas ocasiones".

"El derecho de reunión es un derecho fundamental que pueden ejercer todos los españoles que viven en todas las ciudades, y no sólo en Madrid", ha detallado Cifuentes, y apostilla que no puede realizarse de manera diferente en una ciudad que en otra ya que "se vulnerarían abiertamente los principios constitucionales de igualdad y de no discriminación".

La delegada considera que la propuesta podría requerir la modificación del artículo 21 de la Constitución, donde se establecen los criterios básicos para manifestarse, así como de la Ley Orgánica 9/1983, reguladora del derecho de reunión, "lo que requiere, en ambos casos, de mayorías cualificadas y de un amplio consenso a nivel estatal".

"Así pues, debe realizar su petición, no con esta Delegación, sino, al menos, con los ministerios de Justicia, Hacienda y Administraciones Públicas, y Educación y Cultura, así como con la Federación Española de Municipios", ha transmitido a la alcaldesa. Cifuentes ha reprochado a las administraciones regionales y estatales la falta de apoyo que le dieron cuando ella planteó modular el derecho de manifestación.

VER ADEMÁS...

Photo gallery La Marcha de la Dignidad See Gallery

APRENDE A USAR TU DINERO