POLÍTICA
02/10/2012 12:04 CEST | Actualizado 02/12/2012 11:12 CET

Cristina Cifuentes: "La ley es muy permisiva y hay que modular el derecho de manifestación"

EFE

Después de casi 2.200 manifestaciones en lo que se lleva de año, la delegada del Gobierno en Madrid ha dicho ‘basta’. Cristina Cifuentes considera que el elevado número de quejas convocadas en la capital está acabando con la paciencia de los vecinos y, sobre todo, está comportando un gasto inadmisible.

Cifuentes se ha quejado, en una entrevista en RNE, de la “desmesaurada” cifra de manifestaciones que soporta Madrid y ha criticado la Ley que permite ese derecho de manifestación, que a su juicio es es "muy permisiva y amplía". La delegada del Gobierno propone poner coto a las quejas ciudadanas y de colectivos golpeados por la crisis mediante un cambio legislación. En sus propias palabras, aboga por "modularla" para "racionalizar el uso del espacio público".

La propia Cifuentes ha reconocido que el derecho de manifestación es constitucional "y no se necesita autorización previa", pero defiende compatibilizarlo con el derecho del resto "de poder estar en una ciudad que sea habitable". "Significa poder circular con tranquilidad, que no haya incidentes, disturbios, que no haya problemas de orden público. Es muy objetivo y trato de conseguirlo", ha señalado.

Y ESTO, ¿CÓMO SE APLICA?

Existe la idea, pero no la forma de aplicarla. "Lo que quiero es abrir un debate porque cualquier modificación tiene que ser adoptada por un amplio consenso. El derecho de manifestación lo recoge la Constitución es su artículo 21 y no creo que haya que cambiar la Constitución. Este derecho tiene que seguir siempre en todo caso un derecho constitucional. Estamos en una sociedad democrática y los derechos de los ciudadanos no se pueden recortar", ha avanzado.

Sin embargo, considera que el derecho de reunión hay que "modularlo" porque la Ley Orgánica que lo recoge, de 1983, "tiene muchos años". "Habría que modificarla, no para recortar derechos, pero sí para racionalizar el uso del espacio público. No puede ser que en un mismo día en Madrid haya diez manifestaciones en la misma zona. Los comerciantes y vecinos del Centro de Madrid están desesperados con toda la razón", ha dicho.

Artículo 21

1. Se reconoce el derecho de reunión pacifica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa.

2. En los casos de reuniones en lugares de tránsito público y manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que sólo podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del orden público, con peligro para personas o bienes.

La delegada del Gobierno en Madrid ha apuntado que la reforma debería dar a la Administración "cierto margen para modificar las horas, cambiar determinados lugares para compatibilizar el derecho de manifestación, que no hay que restringirlo en absoluto, sino para garantizar el derecho de los ciudadanos a no estar en una ciudad que es ocasiones es inhabitable".

"La ley es muy permisiva y amplia con el derecho de manifestación y cuando la Delegación ha intentado en diversas ocasiones no prohibir sino modular este derecho cambiando itinerarios o de día una manifestación porque creíamos que podía suponer un peligro de orden público, sistemáticamente el Tribunal Superior de Justicia de Madrid siempre ha fallado en nuestra contra y nos ha condenado a costas", ha añadido.

"Lo que dice la Ley es que sólo se puede prohibir o modificar una manifestación cuando existan razones fundadas de alteración del orden público con peligro para bienes o personas, cosa que yo he apreciado que existían en algunas ocasiones y en todas ellas los tribunales nos han quitado la razón", ha proseguido.

SANCIONES PARA CORTES DE TRÁFICO

Cifuentes ha señalado que lo único que pueden hacer contra, por ejemplo, los cortes indiscriminados de tráfico que todos los viernes protagonizan "grupos de liberados sindicales que trabajan en los Ministerios que van cortando de manera indiscriminada las calles" es identificarles y sancionarles administrativamente.

No obstante, ha indicado que la mayoría de las manifestaciones que ha habido en estos meses han sido pacíficas y la gran mayoría de sus participantes han ido pacíficamente a protestar. "Muchas de las actuaciones que hace la Policía Nacional son para proteger el derecho de la manifestación y no está para reprimir derechos", ha indicado.

Tras la polémica generada en las redes sociales por sus manifestaciones, Cifuentes ha matizado que, en cualquiera de los casos, no pretende recortar libertades.