POLÍTICA
13/02/2014 13:31 CET | Actualizado 13/02/2014 13:31 CET

Madrid pide a Interior que actúe ante el cúmulo de manifestaciones "variopintas" en la Puerta del Sol

Ver mapa más grande

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha pedido al Ministerio del Interior y a la Delegación del Gobierno que "tome cartas" para frenar la celebración de concentraciones y manifestaciones en la Puerta del Sol, lugar que se dio a conocer internacionalmente por ser la zona donde protestó el denominado movimiento 15-M.

Según cálculos del Ejecutivo de Ignacio González, la plaza acoge una media de tres al día protestas "variopintas" al día, provocando "perjuicios" a comerciantes y turistas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

La política vuelve a las plazas

El 15-M no es un pin

A pesar de expresar su "máximo respeto" al derecho de huelga y de manifestación, el consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, ha pedido que se actúe desde el Gobierno central para evitar que siempre se produzcan en el mismo punto". Madrid es muy grande", ha aducido Victoria.

El Gobierno madrileño ve "legítimas" las causas "variopintas" por las que se convocan las concentraciones, pero al igual que se debe defender el derecho de manifestación también deben defenderse los derechos a la actividad económica o a la libre circulación de personas, sostiene.

"Dentro de las facultades del Ministerio está que se respeten los derechos de los ciudadanos", ha explicado el consejero, que ha insistido en que esta situación "perjudica los derechos de muchos madrileños y a la economía" de la Puerta del Sol.