INTERNACIONAL
26/07/2014 11:12 CEST | Actualizado 27/07/2014 00:09 CEST

Tregua en Gaza: Alto el fuego humanitario de 12 horas entre Israel y Hamás

12 de horas de tregua, de silencio, de cielos despejados de misiles y cohetes en la Franja de Gaza. 12 horas que han servido para descubrir más cadáveres sepultados entre los escombros. Israel y el movimiento islamista Hamás han acordado un alto el fuego para este sábado, que ha comenzó a las ocho de la mañana y estaba previsto que terminara a las ocho de la tarde, hora local. Israel aceptó, como le pedía la comunidad internacional, extenderlo hasta las doce de la noche (las once en la Península), pero Hamás anunció que no había alcanzado un acuerdo en sus filas para mantenerlo.

Poco después de las ocho de la tarde el Ejército israelí informó de que el movimiento islamista Hamás había lanzado varios cohetes contra Israel, según ha informado la portavoz militar, Avital Leibovich. Previamente, fuentes de Hamás habían declarado a la cadena británica Sky News su intención de aceptar la ampliación del cese de las hostilidades hasta la medianoche, pero después el grupo islamista indicó que no había consenso y reivindicó el lanzamiento de cohetes.

Como si hubiese que apurar el tiempo al máximo antes de la entrada en vigor de la tregua, la madrugada había sido intensa en Gaza. Al menos 20 palestinos murieron por el bombardeo de un edificio en la localidad de Jan Yuni. El Ejército israelí bombardeó el inmueble habitado por decenas de palestinos que habían huido de la aldea de Khouza'a, al este de Jan Yunis, según el diario israelí Haaretz. En la tarde del viernes murieron dos soldados israelíes y tres resultaron heridos.

Además, cuatro palestinos murieron durante las manifestaciones del viernes, dos de ellos a lo largo de la noche. Las autoridades palestinas han decido presentar una demanda a Israel ante el Tribunal Penal Internacional por cometer crímenes de guerra.

Con estas víctimas, el número de palestinos fallecidos en la operación Margen Protector, comenzada hace 19 días por parte de Israel y nueve desde que iniciase su invasión terrestre, ha superado las 1.000 personas, mientras que 37 miembros del Ejército israelí han muerto.

EXTENSIÓN DE LA TREGUA

Este sábado se reúnen en París el secretario de Estado estadounidense, John Kerry -que viene con el mandato de Obama de poner fin a la ofensiva israelí-, y sus colegas de Francia, Alemania, Reino Unido, Catar, Turquía y la UE, entre otros mediadores, según una fuente diplomática francesa, para intentar extender la tregua. Horas antes, el gabinete de Seguridad israelí había alejado la posibilidad de un alto el fuego humanitario al rechazar la propuesta de tregua presentada en El Cairo.

A lo largo del día, sin embargo, Israel aceptó extender el alto el fuego cuatro horas más, según fuentes oficiales israelíes bajo el anonimato, y siempre que el Ejército pudiese continuar con su objetivo de descubrir los túneles de Hamás. El movimiento islamista Hamás confirmó primero que aceptaba la ampliación de la tregua, y después reconoció, sin rechazarla, que no había llegado a un acuerdo.

Hamás se había mostrado favorable a un alto el fuego por razones humanitarias, siempre y cuando se acepten sus dos principales reivindicaciones: el fin del bloqueo económico y el asedio militar que Israel impone a la Franja y la apertura del paso de Rafah, que Egipto mantiene sellado desde hace un año.

El Gobierno israelí exige, por su parte, que Hamás se desarme, condición que su líder, Jaled Meshal, dijo que no se cumplirá mientras Israel siga armado.

Photo gallery Gaza reducida a escombros See Gallery

RESPONSABLEMENTE