POLÍTICA
30/12/2014 21:48 CET | Actualizado 30/12/2014 21:48 CET

Podemos es contagioso

GTRES

La brisa se convirtió en tempestad. El ciclón Podemos ha pegado un buen meneo este año al panorama político. Los cinco eurodiputados que la formación liderada por Pablo Iglesias consiguió en las elecciones europeas de mayo provocaron un terremoto cuyas réplicas se notan cada vez que una nueva encuesta electoral refleja el crecimiento de esta joven formación. El CIS de octubre, sin ir más lejos, ya sitúa a este partido como primero en voto directo. Y Pablo Iglesias ha sido uno de los protagonistas de 2014. Los lectores de El Huffington Post le han elegido, de hecho, como personaje del año.

Ese movimiento político que ha provocado Podemos lo están sintiendo los demás partidos. Cuatro expertos consultados por este diario coinciden en que el auge de la formación de Iglesias está influyendo de forma clave en el comportamiento y las decisiones de las demás.

"El PP entendía al principio que le podría venir bien una situación 'a la griega', donde se confronta el bloque, digamos, del orden y la sensatez frente a un bloque de izquierdas populista y aparentemente insensato", explica Miguel Anxo Bastos, profesor de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad de Santiago de Compostela, quien subraya que, a la vista de las encuestas, no parece que esa estrategia esté dando buenos frutos a los 'populares'.

Bastos destaca que, en cualquier caso, el más afectado por el auge de Podemos es el PSOE, que tiene ahora "un dilema estratégico" sobre si virar hacia la derecha o la izquierda y que cualquiera de las dos decisiones le puede suponer "pérdidas grandes de electores". "Su riesgo es acabar como el PASOK griego, laminado por Syriza", sentencia. Por su parte, afirma, IU ya no tiene problema porque "sus votos han pasado a Podemos" e "imitar" a la formación de Pablo Iglesias "no les va a valer de nada".

LOS CAMBIOS DE PP Y PSOE

Pero, ¿qué están haciendo los partidos 'tradicionales' para no morir arrasado por el terremoto Podemos? Juan Carlos Cuevas, profesor de Instituciones Políticas y Sistema Político Español de la Universidad Complutense de Madrid, apunta a que tanto PP como PSOE están acometiendo "cambios de rumbo". Eso, dice, se evidencia en una tendencia del PP "cada vez más marcada y evidente" a "redefinir su discurso alejándose de aquellas cuestiones que generan más polémica en la opinión pública". La paralización de la ley del aborto sería para Cuevas uno de los ejemplos más claros que sostienen esa postura.

También destaca "un giro" de los 'populares' hacia "políticas con un pretendido sesgo social: trasladando a la ciudadanía un sucedáneo de preocupación por la verdadera situación de la gente, porque perciben eso como determinante para los próximos resultados electorales".

Por parte del PSOE, los expertos señalan al cambio de posición del partido sobre la modificación del artículo 135 de la Constitución como la muestra clara de que los socialistas tratan de dar un giro, al menos aparente, hacia la izquierda para plantar cara a Podemos. Añaden que la formación de Pablo Iglesias ha dejado en este tema "en evidencia" las "contradicciones" de los socialistas.

LA IMPORTANCIA DEL 15M

"Si el 15M de 2011 fue el 'dormíamos, despertamos' de gran parte de la sociedad, años más tarde Podemos ha estructurado esas demandas como opción electoral. Hoy todo el mundo admite que el artículo 135 fue una decisión precipitada e impuesta a los españoles", señala Ramon Adell, profesor de Sociología de la UNED.

En este mismo sentido, Artemio Baigorri, profesor de Sociología en la Universidad de Extremadura, cree que muchos de esos cambios en los partidos no tienen que ver tanto con Podemos como con el 15M, "una protesta de las clases medias que Podemos ha sabido vampirizar". "Aquello estableció las nuevas bases con las que debían jugar los partidos políticos tradicionales si no querían encontrarse con una profunda desafección de esas clases medias, que lo determinan todo en este país", asegura.

Subraya que "una cosa es que todo eso beneficie a Podemos, y otra cosa es que sea Podemos el desencadenante. Sería confundir la causa con el efecto". "La influencia en el comportamiento de otros partidos no deriva de lo que Podemos dice, sino de lo que las encuestas dicen que los votantes dicen que harían en estos momentos", añade.

Así, Juan Carlos Cuevas, de la Complutense, indica que el esfuerzo, al menos aparente, de los grandes partidos por ser más transparentes no es solo consecuencia de Podemos, que ha "coadyuvar a ello", sino que el "verdadero impulso" viene de la "presión social", del "hartazgo ante la corrupción". Y los expertos coinciden en que la existencia de Podemos "impide a los poderes ignorar esa demanda social y la convierten en obligada".

EL CAMBIO EN LAS FORMAS

Todos esos cambios en el fondo vienen acompañados por cambios en las formas. El 'estilo Pablo Iglesias', más desenfadado que al que nos tenían acostumbrados los políticos, ha calado en otros líderes. "Ha forzado, fundamentalmente al PSOE, a acercarse a una estética que, en parte, había sido la suya", explica Cuevas, quien subraya que "la vieja pana socialista" se ha "transmutado" en "la coleta y las camisas arremangadas" de Podemos.

Una opinión que comparte Ramon Adell, el experto de la UNED, quien señala que el estilo Podemos se acerca más a la real de la ciudadanía. "Los nuevos políticos dejan de ser marcianos poco creíbles, y se acercan más al vestir, hablar y debatir propio de los ciudadanos", afirma.

Todo ello está unido a la mayor presencia mediática de los líderes políticos, algo especialmente evidente en el caso de Pedro Sánchez, que, siguiendo la estela mediática de Pablo Iglesias, ha llegado a llamar por teléfono al programa Sálvame y a aparecer en El Hormiguero. "Es la hora del hombre objeto", zanja Artemio Baigorri, de la Universidad de Extremadura.

Juan Carlos Cuevas es un poco más explícito al afirmar que el líder del PSOE "ha redescubierto el papel de la televisión como mecanismo de cambio social". "Se está prefigurando una nueva hegemonía social de manos de un cambio generacional que, se barrunta, viene desde la izquierda. Eso explica la transformación en las formas. Podemos se ha limitado a mostrar uno de los caminos posibles".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

EL HUFFPOST PARA JOYCLUB