INTERNACIONAL
07/05/2015 12:07 CEST | Actualizado 07/05/2015 12:22 CEST

Una pizza peperoni con un ingrediente extra: "Por favor, ayuda. Llame al 911 por mí"

Una mujer de Florida logró alertar de que estaba siendo retenida por su marido al incluir un mensaje secreto cuando pedía una pizza por Internet.

El restaurante Pizza Hut recibió el pasado lunes un pedido de una pizza de peperoni procedente de una cliente habitual, Cheryl Treadway, en el que ésta se describía como "rehén". "Por favor, ayuda. Llame al 911 por mí".

"Nunca habíamos visto esto antes", ha relatado la gerente del establecimiento, Candy Hamilton, en declaraciones a la cadena local WFLA. El restaurante se puso en contacto con las fuerzas de seguridad, que enviaron una patrulla a la vivienda desde donde se había formulado el pedido.

A su llegada, la Policía fue recibida por la propia Treadway, que portaba en brazos a un niño. La mujer aseguró entonces que su novio, Ethan Nickerson, estaba armado con un cuchillo y mantenía retenidos a ella y a sus tres hijos.

Tras escoltar a Treadway fuera de la casa, los agentes comenzaron a hablar con su pareja. "Sus primeras palabras fueron: 'No voy a salir porque iría a la cárcel'", ha contado el teniente Curtis Ludden, que participó en el operativo.

Unos 20 minutos después, Nickerson, de 26 años, abandonó la vivienda de forma pacífica y sin causar heridas a su novia ni a ninguno de sus hijos. Sobre él pesan ahora cargos por asalto agravado con arma -aunque sin intención de matar-, agresión, retención ilegal y obstrucción a la justicia.

Según el atestado policial, la pareja había discutido y el hombre cogió un cuchillo. Cheryl Treadway ha contado a las autoridades que su novio le quitó el teléfono móvil cuando se disponía a salir de casa para recoger a sus hijos del colegio.

Tras acompañar a Treadway a la escuela, Nickerson supuestamente continuó manteniéndola incomunicada. La mujer logró convencer a su pareja de que le dejase el teléfono para pedir la pizza y fue entonces cuando dio la voz de alarma.

UNA CAMPAÑA EN LA SUPERBOWL CON UNA LLAMADA REAL

El caso recuerda a la campaña contra maltrato que se hizo viral gracias a un anuncio en la Superbowl de una organización no gubernamental en contra de la violencia doméstica en EEUU.

(Sigue leyendo después del vídeo...)

El spot está basado en una historia real que dio la vuelta al mundo el pasado año 2014. Lo que parecía una broma telefónica para la policía, se convirtió en un momento crucial para la vida de una mujer que estaba denunciando un caso de violencia doméstica en su domicilio.

Policía: 911, ¿dónde está la emergencia?

Mujer: 123 Main Street.

Policía: Ok, ¿qué ha ocurrido?

Mujer: Me gustaría pedir una pizza.

Policía: Señora, ha llamado al 911.

Mujer: Sí, lo sé. ¿Me podría traer una grande, mitad pepperoni, mitad champiñones y pimientos?

Policía: Lo siento señora. ¿Usted sabe que ha llamado al 911?

Mujer: Sí. ¿Sabe cuánto van a tardar?

Policía: Ok, señora. ¿Está todo bien por allí? ¿Hay alguna emergencia?

Mujer: Sí.

Policía: ¿y no puede hablar porque hay alguien en la habitación con usted?

Mujer: Sí. ¿Cuánto tiempo tardarán?

Policía: Tengo un oficial a una milla de su ubicación. ¿Hay armas en su casa?

Mujer: No.

Policía: ¿Puede permanecer en el teléfono?

Mujer: No. Nos vemos luego. Gracias.

En el momento en que una patrulla se acercó al domicilio, encontraron a una mujer que presentaba múltiples signos de violencia y un hombre en notable estado de embriaguez, que fue inmediatamente detenido.

ESPACIO ECO