INTERNACIONAL
02/11/2018 09:23 CET | Actualizado 02/11/2018 09:24 CET

Bolsonaro pretende trasladar la Embajada de Brasil en Israel a Jerusalén

"Quien decide la capital es el país", defiende el presidente ultraderechista, obviando el conflicto internacional con Palestina y la disputa por la Ciudad Santa, hoy parcialmente ocupada.

Ricardo Moraes / Reuters
Jair Bolsonaro, tras emitir su voto en la primera vuelta de las elecciones de Brasil, el 7 de octubre.

El presidente electo de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, ha confirmado este jueves su intención de trasladar la Embajada de su país en Israel de Tel Aviv a Jerusalén.

"Como se afirmó durante la campaña, pretendemos transferir la Embajada de Brasil de Tel Aviv a Jerusalén. Israel es un Estado soberano y nosotros lo respetamos", reiteró Bolsonaro este jueves en su perfil de Twitter.

Según explicó el polémico diputado ultraderechista en una rueda de prensa que ofreció posteriormente, la elección de la capital es un asunto de soberanía de un país y ningún otro tiene que inmiscuirse en esa decisión.

"Quién decide la capital es el país. Si Brasil la llevó de Río a Janeiro a Brasilia, fue Brasil. No veo problema. Tenemos todo el respeto por Israel y todo el respeto por el pueblo árabe. Aquí todo el mundo convive sin problemas", aseguró el mandatario electo, que asumirá el cargo el próximo 1 de enero. También expresó que su Ejecutivo apuesta por la vía pacífica para "resolver problemas" y que no quieren "generar problemas" que les "complique negociar con todo el mundo".

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, celebró de inmediato. "Felicito a mi amigo, el presidente brasileño entrante, Jair Bolsonaro, por su intención de trasladar la embajada a Jerusalén. Es un paso histórico, correcto y emocionante", dijo en un mensaje difundido hoy por su portavoz.

Temores sobre los palestinos

Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura militar que imperó en Brasil entre 1964 y 1985, también se refirió en su entrevista a la proximidad del Palacio presidencial de Planalto con la embajada de Palestina en Brasilia. "Eso no tendría que ser así por razones de seguridad", afirmó sin especificar sus temores.

Bolsonaro, quien ha invocado en diversas ocasiones a Israel como modelo a seguir, reafirmó hoy lo que ya dijo en una entrevista al periódico conservador Israel Hayom divulgada parcialmente hoy.

En el texto, Bolsonaro señaló que Israel "tiene derecho soberano a decidir cuál es su capital" y reiteró su promesa de cambiar la embajada brasileña a Jerusalén, como ya hicieron Estados Unidos y Guatemala.

Israel tiene derecho soberano a decidir cuál es su capital

El ultraderechista, que ganó la elecciones presidenciales del pasado domingo con un 55 % de los votos, manifestó que "ama a la gente de Israel y al Estado de Israel".

De confirmarse el traslado de la Embajada, la decisión supondría un ruptura con respecto a la tradición diplomática mantenida durante años por Brasil en el conflicto entre Israel y Palestina. El país suramericano tiene relaciones diplomáticas con Israel desde 1949 y reconoció el Estado de Palestina en 2010.

Bolsonaro seguiría así los pasos del presidente estadounidense, Donald Trump, quien anunció en diciembre del año pasado el traslado a Jerusalén de la Embajada de su país y además de reconocer a la Ciudad Santa como capital de Israel.

También trasladaron sus respectivas embajadas Guatemala y Paraguay, si bien este último dio marcha atrás y decidió devolver a sus diplomáticos a Tel Aviv.

Bolsonaro viajó hace dos años a Israel para ser bautizado en el río Jordán, de gran simbolismo para los evangelistas, de quienes consiguió su influyente apoyo para los comicios presidenciales. Parte del valle del Jordán se entiende internacionalmente como zona ocupada palestina.

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'