Del sueño europeo a la pesadilla del Donbás

Con el repliegue de las tropas, Moscú está más cerca de conquistar la región de Luganks. Mientras, la UE prepara un proyecto para evacuar por ferrocarril miles de toneladas de grano ucraniano.
Militar ucraniano.
Militar ucraniano.
SERGEY BOBOK via Getty Images

Diario de guerra, día 121. En plena resaca de la concesión a Ucrania del estatus de candidato a entrar en la Unión Europea, Rusia está más cerca de cumplir su objetivo de conquistar el Donbás, tras el repliegue de la resistencia en Severodonetsk.

El golpe de realidad de Kiev ha motivado a retirar a sus soldados y replegarlos a nuevas posiciones fortificadas porque el número de muertos estaba aumentando en una ciudad totalmente destruida.

Con este avance, Rusia ahora se centra en su nuevo objetivo: la ciudad de Lisichansk. Además, como las milicias prorrusas controlan prácticamente todas las vías de retirada, los soldados solo pueden abandonar las dos ciudades en grupos pequeños por caminos sin pavimentar o atravesando bosques.

Pese a lo ocurrido este viernes en el campo de batalla, desde Kiev confían que con armamento pesado pueden ganar la guerra.

Rusia se pronuncia por el avance europeo de Ucrania y Moldavia

Desde el Kremlin, esperan que la posible entrada de Ucrania y Moldavia en la Unión Europea no les cause más problemas porque “ya tienen suficientes”.

Además el portavoz del gobierno ruso, Dmitri Peskov, ha expresado que las relaciones están “bastante deterioradas” y que es muy difícil estropearlas más. También ha aclarado a los gobierno ucraniano y moldavo que no porque sean cada vez más antirrusos “les van a gustar más a Europa”.

Moncloa anuncia un plan anticrisis hasta 2023

Aún no se ha anunciado qué incluirá ese real decreto ley que se está cocinando en el Gobierno de coalición y que se aprobará este sábado en Consejo de Ministros extraordinario. Sin embargo ya se sabe, tal y como ha anunciado Pedro Sánchez que duplicará la vigencia del anterior y por tanto estará vigente hasta finales de diciembre de este año.

... Y por si acaso Rusia corta el gas

Además, la UE también está preparando un plan de emergencia por si Rusia corta el gas. La Comisión presentará la propuesta en julio. La idea es similar a lo que se trabajó durante la pandemia del coronavirus.

Entre otras cosas, Europa destaca la importancia de que las redes de interconexión y gaseoductos sirvan para que el flujo pueda ser en cualquier dirección y así abastecer donde se necesite.

En un paso más allá, de cara a la próxima cumbre de líderes europeos en octubre, Ursula Von der Leyen presentará la propuesta para reformar el mercado eléctrico comunitario.

La salida del cereal

Se calcula que más de 20 millones de toneladas de cereal están bloqueadas en los puertos del Mar Negro ucranianos. Sin embargo, desde la UE se prepara un proyecto para evacuar parte de ese grano y será España quien lo lidere.

Pedro Sánchez ha anunciado desde Bruselas que, en colaboración con otros países, se sacarán en una primera fase cerca de 8.000 toneladas a través de ferrocarriles que llegarán a puertos españoles para su distribución.

La fauna del Mar Negro se resiste

La guerra también está siendo devastadora para la fauna del Este de Europa. Al menos, 3.000 delfines han muerto en el Mar Negro por los potentes sonares y las explosiones que destruyen el delicado sistema de navegación de estos animales.

Según ha detallado el doctor en ciencias biológicas, Ivan Rusev, los delfines ciegos mueren de hambre y son incapaces de capturar sus propios peces.

Jean-Pierre Amigo / MSF
Dos voluntarios ayudan a un hombre discapacitado a cruzar un puente destrozado por los ataques.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Una anciana es asistida por sus nietos en Irpin.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Un carrito, abandonado en las calles de Irpin.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Bombardeos en Irpin.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Una muñeca abandonada durante la evacuación de Irpin.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Un grupo de personas evacuadas de Irpin, llegando a Kiev.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Civiles escapando como pueden de Irpin.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Una guardería del centro de Irpin, llena de escombros tras un bombardeo en el noveno piso de un bloque de viviendas.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Oficina de correos y negocios afectados por bombardeos en la calle Soborna, en el centro de Irpin.
Jean-Pierre Amigo / MSF
Edificios bombardeados en la calle Myru, en Irpin.