INTERNACIONAL
04/06/2019 10:15 CEST

Jared Kushner pone en duda que los palestinos puedan gobernarse por sí mismos

Bahrein acoge a finales de mes una cumbre para recabar apoyos para el nuevo plan de paz que el yerno de Trump ofrecerá a palestinos e israelíes.

Reuters
Jared Kushner, entre Donald Trump y Benjamin Netanyahu, el pasado 25 de marzo, durante un encuentro en la Casa Blanca. 

Jared Kushner es el yerno del presidente de EEUU Donald Trump, uno de sus asesores de confianza y, bajo esta condición, es también el ideólogo de un nuevo plan de paz para Israel y Palestina del que poco se sabe, más allá de que es el amigo israelí el que sale ganando, con creces. Justo en unos días en los que se anuncia como inminente la publicación de ese borrador, Kushner ha dado nuevas muestras de partidismo al poner en duda que los palestinos sean capaces de gobernarse por sí mismos. De paso, les ha avisado de que no tendrán garantías de un estado independiente, como ansían y merecen según las resoluciones de Naciones Unidas

En una entrevista con el portal web Axios emitida por HBO, el consejero de la Casa Blanca ha afirmado que los palestinos tienen “derecho a la autodeterminación”, pero ha considerado que no parecen preparados para dirigir un gobierno sin la interferencia israelí. Cuando se le ha preguntado por la falta de confianza que tiene el gobierno de Mahmud Abbas en esta nueva oferta de paz, ha replicado: “Yo no estoy aquí para que confíen en mí”, antes de considerar que los palestinos deberían juzgar el plan en función de si “ellos creen que les permitirá encontrar un camino hacia una vida mejor o no”.

Con exigencias 

“Hay algunas cosas que el actual gobierno palestino ha hecho bien, y hay otras en las que hay carencias. Yo creo que para que el área sea susceptible de atraer inversiones, para que inversores quieran ir e invertir en industria e infraestructuras y crear trabajo, tiene que haber un sistema judicial justo, libertad de prensa, libertad de expresión y tolerancia con todas las religiones”, ha añadido Kushner, que ha evitado ofrecer algún detalle sobre su propuesta.

Asimismo, el asesor estadounidense ha culpado únicamente a los palestinos de la decisión de Trump de recortar las ayudas a Gaza y Cisjordania y de cerrar su oficina diplomática en Washington. Kushner ha sugerido que estos gestos fueron un castigo por las críticas al traslado de la embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén.

Un total de 128 países se manifestaron en contra de este movimiento en una votación de la Asamblea General de Naciones Unidas, pese a lo cual Estados Unidos y sus aliados han seguido adelante con sus planes. Israel considera zanjada la cuestión de la capitalidad de Jerusalén. 

¿Acuerdo del siglo?

El yerno de Trump realizó la semana pasada una gira por algunos países como Marruecos y Jordania para recabar apoyos a su plan, que será presentado en una conferencia en Bahrein los días 25 y 26 de junio. Los palestinos ya han mostrado sus reticencias a la propuesta y han expresado su temor a que EEUU busque dinamitar la solución de dos estados, por más que diga que va a presentar el “acuerdo del siglo”. 

“No habrá participación palestina en la conferencia de Manama”, ha dicho el ministro de Desarrollo Social, Ahmed Majdalani, quien es también miembro del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). “Cualquier palestino que participe (en la conferencia) no será otra cosa que un colaborador de los estadounidenses e Israel”, ha agregado, en declaraciones a la agencia de noticias Reuters.

QUERRÁS VER ESTO
Photo gallery Así quedó Gaza tras la ofensiva israelí de 2014 See Gallery

SOMOS LO QUE HACEMOS