Picnic en época de coronavirus: cómo preparar una comida segura

Cuatro consejos básicos para minimizar riesgos.

En tiempos de coronavirus y en época de calor, los picnics se presentan como planes seguros para reencuentros con amigos y familiares. La cita se celebra al aire libre y es más fácil evitar que haya gente ajena cerca, como ocurre en terrazas de bares y restaurantes.

Además, sentarse a comer o merendar en un parque ofrece una ventaja extra: al ser un espacio amplio se puede mantener la distancia interpersonal recomendada por las autoridades sanitarias.

Evitar juntarse demasiado es uno de los principales consejos a tener en cuenta en estas reuniones de grupo, aunque hay más. En la edición estadounidense del HuffPost han hablado con expertos sobre cuáles son las normas básicas para disfrutar de un picnic saludable y evitar contagios por covid-19.

1. Lavarse las manos antes de preparar la comida

Parece obvio, pero no sobra recordarlo. Si bien es una norma habitual para cualquier cocinero, en esta época de coronavirus lo es más. Las autoridades llevan meses insistiendo en la importancia de la higiene de manos para frenar la pandemia.

Richard Vayda, instructor del Instituto de Educación Culinaria de Nueva York, insiste en la necesidad de lavarse las manos antes de preparar cualquier comida ya que pueden estar contaminadas por bacterias o virus. Pasar el alimento por una fuente de calor podría acabar con estos organismos, pero el verano es época de productos crudos y los riesgos son mayores.

2. Evitar compartir

Cuando se pone un plato en el centro de la mesa o mantel es fácil terminar pinchando con nuestro tenedor, que probablemente previamente hemos llevado a la boca. En ambientes distendidos uno se relaja y se olvida de los cubiertos de servir. Para evitar que eso ocurra, Darin Detwiler, profesor asociado de política alimentaria en la Northeastern University de Boston (Massachusetts), recomienda preparar los alimentos en porciones individuales en lugar de servirlos en una fuente central.

“Evita compartir y que todo el mundo coja del mismo cuenco o cesta. Esto no solo entra en conflicto con el distanciamiento social, sino que es más fácil contaminar los alimentos. Las bolsas individuales de patatas fritas, las bolsitas preparadas de bocadillos o frutas y los sándwiches individuales son mucho más seguros”, apunta.

3. Extremar la higiene en cualquier superficie

Una vez que haya llegado al destino del picnic, es imperativo lavarse las manos, ya sea en un baño con agua y jabón o con gel hidroalcohólico. “Asegúrate de llevar los suministros adecuados para la limpieza y desinfección de manos”, aconseja Vayda.

Según éste, no sólo se trata de lavarse las manos, también es importante limpiar las mesas, sillas y bancos que vayamos a usar nada más llegar, antes de dejar la comida. Nunca se sabe cuándo fue la última vez que fueron utilizados y quiénes estuvieron allí.

4. Separar los alimentos para separar personas

Dos metros de distancia quizás sea mucho para mantener una conversación con el resto de asistentes, pero hay que intentar separarse lo máximo posible.

Una buena forma es separar la comida. “Pon una cesta de bolsitas con patatas fritas en un sitio”, sugiere. “Coloca envases individuales de bebidas a una distancia de dos metros. Intenta evitar que todos se apiñen en un solo lugar o que se hagan filas para acceder a los alimentos”, recomienda Detwiler.

Cuanto más espaciados estén los productos, más fácil será mantener la distancia social.

5. Dejar el porrón y el botijo en casa

Las tradiciones hay que dejarlas a un lado e igual que no se debe compartir la comida, tampoco la bebida. Obvio es que no hay que beber del mismo vaso o lata, pero tampoco es buen momento para compartir porrón o botijo. Aunque se beba desde la distancia, hay quien no lo acaba de dominar.

BONUS TRACK. ¡La mascarilla!

Se puede hablar con ella puesta sin problemas. Con sacársela durante la comida bastaría y al terminar volvérsela a poner. Toda medida para minimizar riesgos es bienvenida.

9 formas de mejorar tu picnic