Racismo y tratos de favor: la caída en desgracia de los de Globos de Oro

Los premios se entregarán a puerta cerrada sin gala, sin alfombra roja y sin estrellas de Hollywood.
Los Globos de Oro ya no son lo que eran.
GETTY
Los Globos de Oro ya no son lo que eran.

Los discursos explosivos, los estilismos arriesgados, el pistoletazo de salida a la temporada de premios... Todo formaba parta del atractivo los Globos de Oro, la primera gran cita del año para los cinéfilos y los premios más ‘mamarrachos’ de Hollywood. Hasta ahora.

Para entregar los galardones de 2022 no habrá ni retransmisión en directo, ni alfombra roja, ni gala. Tampoco acudirán los nominados a la lectura de los ganadores que se hará a las siete de la tarde del domingo 9 de enero en el hotel Beverly Hilton de Los Angeles, donde se han celebrado tradicionalmente las galas.

Después de un año en el que la HFPA —Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood— no ha dejado de estar en el punto de mira, la poca relevancia de los Globos quedó de manifiesto el pasado 13 de diciembre, cuando se anunciaron los nominados. Nada de agradecimientos emocionados de las estrellas de Hollywood ni grandes apuestas sobre posibles ganadores.

Tina Fey y Amy Poehler en la última gala de los Globos de Oro.
NBC via NBCU Photo Bank via Getty Images
Tina Fey y Amy Poehler en la última gala de los Globos de Oro.

Para comprender la caída en desgracia de los Globos hay que remontarse hasta febrero del año pasado, a pocos días de que se entregaran los premios en una ceremonia en su mayor parte virtual. Entonces el periódico Los Angeles Times publicó un reportaje en el que se revelaban prácticas poco éticas dentro de la asociación, que además no permitía la entrada de ningún nuevo miembro desde hacía años. De hecho, el artículo reveló que en 20 años no había habido ninguna persona negra en la HFPA.

Cuando se anunciaron los ganadores de 2021, la mayoría de miembros eran profesionales blancos y ya jubilados, por lo que se criticó la falta de diversidad en la organización y, en consecuencia, en las nominaciones. Además, se ha ido conociendo a lo largo de los últimos años cómo las personas que forman parte de esta asociación han aceptado los regalos de las productoras o estudios de Hollywood, en ocasiones en forma de lujosos viajes.

En la investigación del Los Angeles Times se habló, entre otros títulos, de Emily in Paris, la criticadísima serie de Netflix que consiguió dos nominaciones que ni crítica ni público entendieron, dejando fuera a apuestas que parecían seguras. El reportaje desveló que la productora había invitado a más de 30 miembros de la asociación al rodaje de la serie en París, donde se alojaron en habitaciones de hotel que rondan los 1.300 euros la noche y recibieron todo tipo de regalos.

El torbellino fue tal que incluso Tina Fey y Amy Poehler, presentadoras de la última gala, lanzaron una pulla a la organización. No fueron los únicos pesos pesados de Hollywood que decidieron romper con HFPA. Tom Cruise devolvió sus tres estatuillas, Scarlett Johansson pidió directamente cancelarlos y Amazon Prime Video y Netflix anunciaron que no trabajarían con ellos.

En mayo llegó la puntilla cuando la NBC, la cadena encargada de retransmitir la entrega en enero de 2022, anunció que no la emitiría hasta que la asociación tomara medidas drásticas y cambiara de manera radical su modus operandi. “Un cambio de esta magnitud toma tiempo y trabajo y creemos que la HFPA necesita tiempo para hacerlo”, declararon los responsables del canal.

Ante semejante tesitura, los Globos de Oro decidieron seguir adelante con el proceso habitual después de una “reforma exprés” y la duda estaba en cómo se anunciarían nominados y directores con medio Hollywood en su contra y sin una cadena dispuesta a retransmitir.

Tom Cruise en el 2000 con su globo de oro. Eran otros tiempos.
Jeff KravitzFilmMagic, Inc
Tom Cruise en el 2000 con su globo de oro. Eran otros tiempos.

La lectura de nominados se hizo a través de un streaming en YouTube, pero para saber los nombres de los premiados no habrá ni siquiera eso. Este jueves varios medios especializados confirmaron que la HFPA no emitirá la lectura de ganadores y que para conocer los galardonados habrá que prestar atención a las actualizaciones en su web y en sus redes sociales.

Esta noticia llegó después de que Variety revelara que ninguna estrella de Hollywood estaba dispuesta a participar en una supuesta ceremonia ni en nada que tuviera que ver con los Globos de Oro. Con estos precedentes, el regreso de los premios en una gala televisada en 2023 se antoja cada vez más complicado.

La alfombra roja de los Globos de Oro 2021