El Gobierno ucraniano reconoce que no ha habido contactos a alto nivel con Rusia desde hace semanas

El ministro de Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba, ha reconocido que "Mariúpol puede convertirse en una línea roja”.
El ministro de Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba.
El ministro de Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba.
EVELYN HOCKSTEIN/POOL/AFP via Getty Images

El ministro de Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba, ha indicado este domingo que no existen contactos diplomáticos de alto nivel con Rusia desde hace semanas, aproximadamente desde que Kiev y sus aliados internacionales denunciaran a principios de mes la matanza de cientos de civiles en la ciudad de Bucha a manos de las tropas rusas.

“Las consultas pueden continuar a nivel de expertos, pero no se están llevando a cabo negociaciones de alto nivel. Después de Bucha, se ha vuelto especialmente difícil hablar con los rusos”, ha indicado, en una entrevista a la cadena estadounidense CBS.

Asimismo, Kuleba se ha hecho eco de las palabras del presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, quien ha avisado de que la conquista rusa de la asediada ciudad de Mariúpol podría desembocar en la suspensión definitiva de unas conversaciones de paz que realmente nunca han arrojado avances entre ambas partes.

“Como ha dicho nuestro presidente, Mariúpol puede convertirse en una línea roja”, ha remachado Kuleba sobre unas conversaciones en las que Rusia exige a Ucrania que se olvide de sus perspectivas de incorporación a la OTAN, así como de cualquier reclamación sobre Crimea y las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk, en el este del país.

Zelenski ya había advertido este domingo de que no aceptará que se cedan territorios a Rusia en las negociaciones abiertas para intentar poner fin a la guerra y ha destacado la importancia clave de la batalla que se librará próximamente en el Donbás, en el este del país.

El presidente ucraniano ha destacado en una entrevista con la CNN realizada el viernes y publicada este domingo que está dispuesto a negociar por la vía diplomática, pero ha advertido de que los ataques dificultan el proceso.

″¿Cuál es el precio de todo esto? Son personas”, ha planteado. “Ha habido muchos muertos. ¿Quién termina pagando por todo esto? Ucrania. Solo nosotros”, ha indicado. Sin embargo “si hay una oportunidad de hablar, hablaremos, pero no solo sobre el ultimátum ruso. Es imposible”, ha argumentado.

A satellite image shows an overview of Yablonska Street, in Bucha

Las imágenes satelitales que desmontan la versión de Rusia sobre la matanza de Bucha

Popular in the Community