ECONOMÍA

José María Aznar: "Los problemas de España son el modelo de Estado y el estado del bienestar, que es insostenible"

07/09/2012 17:49 CEST | Actualizado 28/10/2012 15:09 CET
EFE

Después de un verano en silencio, el expresidente del Gobierno y actual presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, dijo que "el futuro de la Unión Europea pasa por mayor flexibilidad y disciplina", durante la celebración de la 38 edición del Foro Ambrosetti, que se celebra en Cernobbio (Italia).

"España necesita modernizar el país, más flexibilidad y más disciplina", afirmó, a lo que añadió que "los dos grandes problemas de España ahora mismo son el modelo de Estado, que no funciona y hay que reformar, y el estado del bienestar, que es insostenible".

El expresidente (1996-2004) insistió además en la necesidad de "crear un Fondo de Garantía de Depósitos que garantice las mismas condiciones en todos los países miembros, porque si el euro vale diferente en cada uno de ellos no es sostenible".

Durante su intervención, Aznar aludió al anuncio hecho ayer por el Banco Central Europeo (BCE) de poner en marcha un programa de compra ilimitada de deuda en el mercado secundario. "La decisión es buena, pero no es una cuestión de palabras sino de hechos", subrayó, según señala un comunicado enviado por FAES.

"SOLVENTE"

Aznar también aseguró que "España es un país solvente. Puede tener problemas de liquidez, pero es solvente".

En su intervención en la mesa 'The Economic Outlook', el expresidente del Gobierno también ha apuntado que "el futuro no está solo en el eje Pacífico sino también en el Atlántico, cuyos cuatro pilares son Norteamérica, América del Sur, parte de África y Europa".

En esta edición del Foro Ambrosetti, celebrado anualmente en la localidad italiana de Cernobbio, intervienen, entre otros, los presidentes de la República de Italia, Giorgio Napolitano; y de Israel, Shimon Peres; el primer ministro italiano, Mario Monti y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

SILENCIO

Aznar había hecho su última intervención a finales del mes de junio durante el campus de verano de la Fundación FAES. Entonces, apeló a la "responsabilidad" para superar la "profunda crisis".

"Aquí no hay ocasión para el arbitrismo ni para el populismo, ni para el radicalismo, ni para gesto alguno que pueda dañar la base electoral que es indispensable para que España, liderada por el Partido Popular y por su Gobierno, pueda hacer lo que debe hacer, declaró.

"En este momento no hay mejor manera de servir a España que ayudar al Gobierno, sin reserva alguna, a llevar adelante la inmensa tarea que tiene encomendada", añadió.