"Ha sido un domingo casi perfecto", reconocía Fernando Alonso (Ferrari) tras acabar tercero en el Gran Premio de Gran Premio de Italia de Fórmula 1, disputado este fin de semana en el Circuito de Monza. No le faltaba razón: ha terminado en el podio a pesar de salir décimo y ha ampliado su ventaja al frente del Mundial. Ahora, el segundo, Lewis Hamilton, que ganó en Italia, está 37 puntos por detrás del español.

Tan contento estaba Alonso tras la carrera que, después de ser entrevistado por el expiloto Niki Lauda junto a Hamilton y a Sergio Pérez -sus acompañantes en el podio- cogió la cámara de televisión y se puso a grabar él mismo desde lo alto de la plataforma en la que se encontraba. La pista estaba, además, repleta de seguidores de Ferrari, la escudería que corría en casa.

Hamilton, que partía desde la 'pole', dominó en todo momento la carrera y consigue así una victoria que le aúpa a la segunda posición del Mundial tras el abandono de Sebastian Vettel (Red Bull).