POLÍTICA
03/04/2013 13:47 CEST | Actualizado 03/04/2013 17:25 CEST

La infanta Cristina, imputada por el caso Nóos

GTRES

Se venía rumoreando hace tiempo, pero la decisión no ha dejado de ser una sorpresa. El juez que instruye el caso Nóos, José Castro, ha imputado a la infanta Cristina por apropiación indebida de fondos públicos por parte de su esposo Iñaki Urdangarin.

Según el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares, la hija del rey debe acudir a declarar el sábado 27 de abril en Palma ante el juez con asistencia letrada.

La declaración de la infanta está prevista para las 10.00 horas, en el marco de esta causa que investiga el presunto desvío de más de 6 millones de euros de fondos públicos al Instituto Nóos, presidido en su día por Iñaki Urdangarin.

La Casa del Rey ha puntualizado a El HuffPost que no va a hacer declaraciones sobre esta decisión, que no habrá ningún comunicado y que "no comentan decisiones judiciales".

¿QUÉ LE PREGUNTARÁN?

Según el auto de imputación recogido por EFE, el magistrado le tomará declaración sobre su intervención en la Asociación Instituto Nóos de Investigación Aplicada y la entidad mercantil Aizoon SL, y por el "manejo y destino de los fondos obtenidos a través de las mismas y las que se deriven".

Castro recuerda que en marzo de 2012 rechazó imputar a la infanta Cristina como había solicitado la acusación particular del sindicato Manos Limpias por la insuficiencia de datos objetivos en aquel momento que posibilitaran dicha imputación, circunstancia que no ha cambiado "hasta fechas muy recientes".

Según el juez, a partir de la declaración del exsocio de Urdangarin, Diego Torres, y de los numerosos correos electrónicos aportados a la causa, y tras escuchar la versión dada por el secretario de las infantas, Carlos García Revenga, surgen "una serie de indicios" que hacen dudar que la infanta desconociera la aplicación que su esposo diera a su mención como vocal en la junta directiva de Nóos.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma sostiene en el auto "que no se acaba de entender que S.M. El Rey no comentara con su hija las críticas o recomendaciones que había hecho llegar o proyectaba hacer a su marido" para instarle a desvincularse del Instituto Nóos.

"E incluso que consensuara con ella su alcance y el compromiso, expreso o tácito, de que de alguna manera velara por su cumplimiento lo que le debería haber llevado a Doña Cristina a la conclusión de que las recomendaciones de su padre no se estaban siguiendo y cuestionar al respecto la actitud de su marido", expone.

SALIÓ A RELUCIR EN LOS CORREOS DE TORRES

La decisión llega después de la publicación de nuevos correos aportados por Diego Torres, exsocio del duque de Palma, en los que Urdangarin pide directamente la mediación de Cristina en casos relacionados con el Instituto Nóos. Uno de ellos decía:

“Aprovecho que estás conectada para enviarte una comunicación de Nóos que tengo pensado enviar. Hay dos versiones. Clientes, colaboradores y amigos. Léelo y dime que piensas please…Ciao”.

Urdangarin trató que estos e-mails no tuvieran validez, pero este el martes el juez desestimó que fueran anulados.

El juez consideró que no hay razones para pensar que han sido falseados o que, mediante su aportación a la causa, se haya violado ningún derecho fundamental como decía en su escrito la defensa de Urdangarin.

En un principio, se descartó su imputación e incluso que fuera a declarar como testigo. El diario ABC señalaba hace un mes que no se tomaría esta decisión "salvo que aparezca alguna prueba contundente" que la vincularan con las actividades supuestamente ilegales de su marido.

Estas "pruebas contundentes" podrían ser los correos aportados por Torres, que la señalan directamente como participe en la gestión de la empresa usada por Urdangarin para lucrarse de forma ilegal.

Urdangarin está imputado en esta causa desde diciembre de 2011 y ha prestado declaración en dos ocasiones, en febrero de 2012 y febrero de 2013.

Auto by ElHuffPost

ESPACIO ECO