NOTICIAS

Cuantas más plumas lleva el gorrión al nido para aislar el frío, más huevos pone la hembra

29/04/2013 11:11 CEST | Actualizado 29/04/2013 13:44 CEST
Ministerio de Agricultura

Las hembras de gorrión invierten energía en la puesta de huevos según la capacidad del macho para llenar el nido de plumas, para aislar a los pollos de frío y ayudar a mantenerlos con vida. Es decir, cuantas más plumas transporta el gorrión común (Passer dometicus) al nido, más huevos pone la hembra.

Un equipo internacional liderado por la Universidad de Granada, en colaboración con las universidades sudafricanas de Witwatersrand y el Centro de excelencia Percy FitzPatrick Institute de la Universidad de Cape Town, ha realizado un experimento en el entorno natural de la isla de Dassen (Sudáfrica), con 50 parejas de gorriones, y es la primera vez que se ha descrito este comportamiento en el gorrión común.

Según sus resultados, el transporte de las plumas podría ser producto de la selección sexual por parte de las hembras, ya que invierten más energía en la reproducción si tienen más plumas en el nido. “Son un gran aislante y las hembras saben que morirán menos pollos si el macho lleva más plumas”, ha afirmado en declaraciones a la Agencia SINC la científica e investigadora principal del estudio, Lola García López de Hierro.

VARIACIONES DEL COMPORTAMIENTO

Una primera fase del tratamiento consistió en observar durante una hora el comportamiento de las parejas con crías de menos de cinco días para registrar diversas variables y ver su comportamiento si les quitaban una serie de plumas o si las dejaban. Posteriormente repitieron el experimento con pollos de más de diez días. "Cuantas más plumas hubiera en el nido, mayor número de huevos ponían los gorriones”, indica.

Las hembras al ver que les faltaban plumas en el nido llamaban a sus machos de forma exagerada, a lo que los gorriones respondían transportando más plumas y realizando un baile alrededor de la hembra al regresar.

El 90% de los gorriones son monógamos y mantienen sus parejas de un año a otro; sin embargo, en la elección de pareja interfieren numerosos factores. Por ejemplo, la mancha negra que tienen los machos en el pecho –comúnmente denominada babero–, indica su calidad biológica según el tamaño. “Cuanto más grande, mayor calidad, un aspecto fácilmente seleccionable por las hembras”, explica la científica.

Otros factores demostrados sobre la capacidad biológica del macho son el rojo de la cabeza, es decir, “cuanto más caroteno invierten en el color de las plumas, mayor éxito sexual”, y la relación entre el tamaño del pico y el tamaño del tarso.

Artículo originalmente publicado en Agencia SINC.