Los hay capaces de tocar sobre cubos de basura, con vasos de agua o con la propia boca. Son grandes artistas callejeros, muchas veces anónimos, y que triunfan en Internet

Uno de ellos es Bryson Andres, el violinista callejero. Con su electroacústico violín, este artista va creando la canción sobre la marcha a base de samples que va grabando y que se van reproduciendo uno tras otro (a esta técnica se le llama loop, que significa bucle). Nacido hace 21 años en Hawaii, de padres Filipinos, en la actualidad vive en Anchorage (Alaska), donde ha sido grabado este vídeo.


Loading Slideshow...
  • Este otro es Joshua Rodríguez, un fenómeno de la naturaleza. Un ritmazo alucinante con tan solo unos viejos cubos y unos metales. Filmado en Quincy Market, Boston. Para no perdérselo. Está claro, el ritmo lo lleva en la sangre.

  • Aquí está David Crow haciendo Beatboxing en Londres. ¿El qué? Beatboxing, un tipo de percusión vocal que crea sonidos musicales con la boca, los labios, la lengua y la voz.

  • Un poco más de marcha. Un fenómeno de la naturaleza, un loco cachondo, un elegante y sofisticado artista de la calle que genera a su alrededor mucho buen rollo con su performance. Tal como grita: "Are you ready???"

  • Esto ya es otra historia. Estos son profesionales, pero también actúan en la calle. Montan un numerazo considerable.

  • Calles de Chicago. Un padre y un hijo afroamericanos hacen sonar unos cubos con dos baquetas a un ritmazo increíble. El niño imita los gestos del padre. Se cae el estadio.

  • Este otro toca el 'Aleluya' de Haendel en las calles de Praga con vasos de cristal. Distintos vasos de cristal con distintos niveles de agua. Los toca como si fuera un piano. Parece que su nombre es Alexander Zoltan y que nació en la República Checa.

  • Aquí tenemos a Damon Scott en la parada de Metro 86th Street de Nueva York cantando a cappella la canción 'Someone like you' de Adele. Talentoso donde los haya, el cantante va cogiendo fuerza con el paso de los segundos y el público termina por aplaudirle.