TENDENCIAS

¿Es verdad que hay más nacimientos en Luna Llena? No, dice la ciencia

23/07/2013 12:00 CEST | Actualizado 24/07/2013 09:32 CEST
GTRES

¿Nacen más bebés cuando hay Luna llena? ¿Influye la fase de la Luna en los partos? La creencia popular existe, de ahí los comentarios que ligan los nacimientos del hijo de bebé de Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra y del segundo bebé de Penélope Cruz y Javier Bardem con la coincidencia de esta fase lunar.

mamas

Sin embargo, según estudios científicos la Luna no influye en el parto natural. En 2005, investigadores del Mountain Area Health Education Center de Carolina del Norte analizaron casi 600.000 nacimientos en 62 ciclos lunares, a partir de datos de partidas de nacimiento entre 1997 y 2001. Según el informe, publicado en The American Journal of Obstetrics and Gynecology, no encontraron diferencias significativas en la frecuencia de nacimientos en las fases de la Luna.

A la misma conclusión llegó otro estudio de ese mismo año en España. Se analizaron 13.000 nacimientos entre 1997 y 2003, en una investigación de la Asociación Leonesa de Astronomía en colaboración con el Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de León. Según su análisis de datos, en todas las fases de la luna nace un número similar de bebés y tampoco existen diferencias entre ambos sexos. Pero el mito sigue ahí, según explicaba el Diario de León citando a los investigadores, por ser "una creencia errónea pasada de generación en generación y popularizada por los medios de comunicación" así como por "el registro inconsciente de cada alumbramiento en plenilunio y el olvido del resto de nacimientos".

CON LO QUE SÍ TIENE RELACIÓN UN PARTO...

... Es, lógicamente, con lo ocurrido nueve meses atrás. "Hace años también hicimos un estudio en el Hospital Clínico de Barcelona. Lo que vimos es que teníamos que relacionar más el parto con hechos sociales que habían sucedido nueve meses antes que con otra cosa", explica a El HuffPost el doctor José María Lailla Vicens, presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). "Las vacaciones de agosto, las de Semana Santa, las de Navidad... Son los tres picos que vimos y eso sigue pasando", comenta por teléfono.

Este facultativo indica que entre el propio personal hospitalario y entre muchos pacientes la creencia sigue extendida. "Es habitual escuchar eso de que 'mañana tendremos partos porque hay Luna llena' o 'nos toca lleno seguro'. Forma parte de lo que llamo mitos y leyendas de la obstetricia, como que si una embarazada tiene mucha acidez el bebé saldrá muy peludito", añade Lailla Vicens.

También influye en los nacimientos de partos inducidos es que los servicios médicos estén de fin de semana. Cada vez nacen más niños los días laborables y menos los sábados y domingos por los partos programados, según un informe del Instituto Andaluz de Estadística 2010. Lo recogía un artículo de El País en el que se hacía hincapié en que los médicos consideran que hay más partos inducidos y más cesáreas de las que debería.

La Luna fue símbolo de fertilidad para muchas culturas ancestrales y desde tiempos del Imperio romano se ha culpado a la Luna de todo tipo de comportamientos humanos, recogía en 2006 The New York Times, en un artículo que mencionaba más estudios en varios países con las mismas conclusiones, incluyendo el citado de Carolina del Norte y otro, publicado en The New England Journal of Medicine, con el análisis de varios miles de nacimientos en 51 ciclos lunares. En la misma línea, hay estudios desde hace medio siglo.

Otro infome en España, Influencia de las fases lunares en el inicio de los partos espontáneos, dirigido por la M.ª S. Saiz Puente, matrona del Servicio de Paritorio del Hospital Universitario Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares, Madrid) estudió 2.137 partos de inicio espontáneo en 12 ciclos lunares de año 2007.

"Estos resultados coinciden con los de la mayoría de los trabajos revisados, que no constatan influencia lunar en ninguna de las fases sobre el desencadenamiento del parto, a diferencia de lo que se viene manteniendo tradicionalmente por mujeres y matronas", concluyó el informe. "Igual de popular es la creencia de que otras condiciones atmosféricas, como la presión barométrica, la lluvia o las tormentas, influyen en el transcurso del parto y de la rotura prematura de membranas, aunque tampoco ninguno de los trabajos revisados confirma estadísticamente esta relación", añadió el texto.

ADEMÁS

Cara de embarazada: ¿Existe o es un mito?

ESPACIO ECO