POLÍTICA

El PP busca candidato en Andalucía: debate interno de nombres y plazos

28/08/2013 07:41 CEST | Actualizado 28/08/2013 07:41 CEST
GTRES

Nadie se imaginaba en el PP andaluz esta situación hace un año y medio. Javier Arenas era el gran favorito para suceder a José Antonio Griñán y ser el primer presidente 'popular' de esta comunidad. El viento parecía que estaba a su favor. Pero llegó el día de las elecciones autonómicas y consiguió el mayor número de votos... pero no los suficientes para frenar una alianza entre el PSOE e IU.

Desde entonces, Javier Arenas no ha sido el mismo y el Partido Popular comenzó a desinflarse en la comunidad. Como solución transitoria se eligió como nuevo líder al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. Pero, como todo en política, la situación en Andalucía ha vuelto a dar un nuevo giro con la inesperada renuncia de Griñán al frente del Ejecutivo autonómico.

¿Cómo afronta el PP andaluz este nuevo capítulo de la política autonómica? Sin candidato oficial. Según fuentes del Partido Popular, la situación está siendo tratada por la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y Zoido. No obstante, será el líder del partido, Mariano Rajoy, quien tendrá la última palabra.

Estos movimientos se producen en un momento en el que el Partido Popular baja en las encuestas en Andalucía y no tiene un liderazgo claro. En el último Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (EGOPA), Zoido aparecía como el político peor valorado en esta región y el PP veía reducido en 11 puntos su apoyo respecto a los comicios de marzo de 2012.

EL DEBATE DE LOS PLAZOS

Actualmente, agregan las fuentes, existe "mucho debate interno" sobre los plazos para elegir a la persona. Una parte del PP andaluz cree que al haberse marchado Griñán -presentó este martes su renuncia ante el Consejo de Gobierno- se debe elegir "ya" en septiembre al candidato.

Otros dirigentes del partido consideran que hacerlo tan pronto supondría ir "a rebufo del ritmo del Gobierno andaluz" y apuestan por esperar a noviembre y diciembre o incluso a enero de 2014. La idea sería empezar a mover al candidato a finales de año. En esta opción se enmarcan las direcciones en Madrid y Sevilla, mientras que algunas cúpulas provinciales creen que si se espera, en el partido dominará un "discurso huérfano".

Este debate de plazos deriva de las corrientes de opinión que hay sobre los planes de la futura presidenta de Andalucía, Susana Díaz. En el partido algunos creen que se adelantarán las elecciones, mientras que otros sostienen que agotará la legislatura, al igual que hizo Griñán cuando accedió a la Junta tras la marcha de Manuel Chaves al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Lo que no se prevén son fricciones en este proceso entre Cospedal y Zoido, que podrían darle "masticado" a Rajoy el nombre del candidato. Asimismo, se debe tener en cuenta que el líder del PP podría hacer coincidir este cambio con una posible renovación en Génova y con una crisis de Gobierno, lo que le permitiría hacer todas las modificaciones "del tirón".

LA QUINIELA DE LOS NOMBRES

El debate de fondo es quién será el nombre que presentará el Partido Popular en Andalucía. Zoido ha manifestado en alguna ocasión que prefiere ser alcalde de Sevilla que candidato a la Junta. Su carta siempre la puede jugar el PP, aunque por el momento su opción no es segura.

En la quiniela aparece con fuerza el nombre de José Luis Sanz, secretario general del Partido Popular en la comunidad. Conoce todas las interioridades del partido, explican fuentes del PP, y si se elige, se optaría por la continuidad. El cambio orgánico "sería inexistente".

Otro de los nombres que suenan es el del secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno. Representaría un cambio generacional y sería un líder con una edad similar (43 años) a la de Susana Díaz (39 años). Entre sus apoyos, cuenta con los del Partido Popular en Málaga. Su punto débil: no tiene escaño en el Parlamento andaluz y no podría enfrentarse 'cara a cara' con la presidenta.

En esta lista emerge además Carmen Crespo. Es una de las políticas con más proyección dentro del partido en Andalucía. Actualmente es la delegada del Gobierno en la comuniad (cargo que depende directamente de Moncloa) y se curtió políticamente como alcaldesa de Adra (Almería).

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, sería otro posible candidato. Con este nombramiento, el Partido Popular intentaría dar la imagen de gestión frente a la incertidumbre que podría representar, a su juicio, Susana Díaz. No obstante, Cañete también está en todas las quinielas para ser comisario europeo y formar parte de la lista del PP a las próximas elecciones europeas. Más remota parece la posibilidad de que acabara en Sevilla la actual ministra de Empleo, Fátima Báñez.

Siempre está la opción de que aparezca un "tapado" en la carrera que diera la sorpresa a última hora, categoría en la que podría incluirse al alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto. Todo es posible en el otoño caliente del PP andaluz.