TENDENCIAS

La moda de las fotos coloreadas revive la Historia en blanco y negro

02/04/2015 21:42 CEST | Actualizado 02/04/2015 21:44 CEST
PIXARTPRINTING

El primer carrete en color se vendió en 1950. Todo lo fotografiado hasta ese momento estaba congelado en blanco y negro, a excepción de los tintes artesanales que añadían, en ocasiones, excesivos coloretes a los rostros de nuestros tatarabuelos. Muy poco que ver con los tonos de la vida diaria. Ahora, una nueva corriente se hace fuerte en el mundo de la fotografía: la de las imágenes históricas coloreadas, un empeño en dar un giro a estampas muy reconocibles para el públicos, iconos del siglo XX sobre todo, aportando color donde originalmente no se veía, pero lo había.

Artistas como Jordan J. Lloyd, Mads Madsen o Wayne Degan están a la vanguardia de esta tendencia, según destaca la web Pixartprinting, una firma especializada en impresión digital y offset con sede en Italia. Armados de sus programas informáticos -Photoshop es el más corriente-, estos autores reivindican lo que califican de "demostración de amor" al trabajo de los fotógrafos que no tenían otra manera de contar sus historias, más que en dos colores. Insisten en que lo hacen con respeto y como homenaje, pero lo cierto es que están generando una corriente crítica paralela a la admiración.

El color aporta realismo, veracidad, porque acerca al espectador a lo que su retina ve cada día, en color. "Es como vemos a nuestra gente querida y a la odiada, nuestro lugar de trabajo o de ocio... Sin el velo del blanco y negro", explica en su web Madsen. La conexión con lo que se cuenta es mayor, defienden los expertos. Frente a ellos, quienes dicen que, lejos de hacer renacer una época remota, se está llevando a cabo un ultraje cercano al revisionismo histórico. Es la división entre quienes lo comparan con pintarle los labios al David de Miguel Ángel -en palabras del diario británico Daily Mail- y los que defienden que no hacen daño, que es como el restaurador que hace bocetos para mostrar cómo eran las catedrales góticas cuando estaban recubiertas de color, y no eran sólo piedra gris.

Las imágenes coloreadas no son nuevas, empezaron a venderse hace ya 175 años. El suizo Johann Baptist Isenring hizo los primeros añadidos en color, haciendo calcos sobre una superficie transparente y añadiendo plantillas de colores. La primera foto a color como tal se vio en 1861, con la técnica de James Cleck Maxwell, un físico escocés que hacía la misma toma sobre filtros rojos, azules y verdes. Tras décadas de efusiva acogida, vinieron más de 30 años de olvido. Pasó la moda. Sólo en Japón se mantenía la "pinturización" de las fotos, que convertía un disparo sencillo en casi un lienzo, ideal para regalar. Se fueron añadiendo ceras, aceites, tizas...

Pero el color llegaba, sobre todo, a paisajes y fotos de familia. Muy doméstico. Ahora la idea es la de rescatar momentos de la Historia, lo que pasaba fuera de los hogares, a los grandes personajes de la política o el cine. Las bases para ello están no sólo en la tecnología, sino en la documentación ingente, la consulta con historiadores, con propietarios de marcas, con urbanistas... Incluso se toman imágenes por satélite para tratar de localizar los colores verdaderos, los que más se puedan acercar a la realidad de entonces. "Sabemos que no podemos acertar al 100%, pero nos aproximamos todo lo que podemos", asume Jordan J. Lloyd.

Estos son algunos de los ejemplos de su novedoso trabajo.

MUEVE LA BARRA DE IZQUIERDA A DERECHA PARA COMPROBAR EL RESULTADO

before

after

“Estrella del cine Americano, James Dean”. Mad Masen.

before

after

“Audrye Hepburn en el supermercado con su ciervo, 1959.” W. Degan.

before

after

Ejercito: “Alcalde James A. Ellison repasando la primera línea de reclutas de Tuskegee, Alabama 1941”. Mad Masen.

before

after

“Niño en avion: Niño en el US Air Force,1947 por Leslie Jones, localización desconocida, USA”. Jordan J. Lloyd.

before

after

“Times Square, Julio 1947. Fotografía de William P. Gottlieb, Nueva York, USA”. Jordan J. Lloyd.

before

after

La fotografía icónica de Albert Einstein, promoviendo al físico teórico alemán.”. Mad Masen.

before

after

Chicas en la playa: “Modelos vistiendo la última moda en bañadores, 1952. Tomada por Nina Leen para Life Magazine”. W. Degan.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter