Huffpost Spain

Berta Cáceres: Podemos protesta en el Congreso por el asesinato de la activista indígena

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Carteles en el Congreso para clamar justicia por Berta Cáceres. Es la protesta del grupo parlamentario de Podemos, que tras votar 'no' a Pedro Sánchez se han congregado en el centro del hemiciclo con la foto de la activista indígena hondureña asesinada el pasado jueves en su domicilio.

"Me siguen. Me amenazan con matarme, con secuestrarme, amenazan a mi familia. Esto es a lo que nos enfrentamos", escribió Cáceres el pasado año. La muerte de la reconocida líder indígena ambientalista ha desatado protestas en el país y la indignación dentro y fuera de Honduras, donde, entre 2002 y 2014 se produjeron 111 asesinatos de activistas ambientales.

Bertha Isabel Cáceres Flores, una maestra de 43 años, fue atacada a tiros la madrugada del jueves por dos hombres en su residencia de la ciudad de La Esperanza, situada a unos 180 kilómetros al oeste de la capital Tegucigalpa, pese a que tenía medidas cautelares de protección por haber sido amenazada en reiteradas ocasiones.

Sin embargo, en el momento de su muerte, la líder de la etnia Lenca y madre de cuatro hijos no estaba protegida porque, según la policía, había cambiado recientemente de domicilio, informa Reuters.
ortado a la policía para su seguridad.

El Gobierno hondureño dijo en un comunicado que la policía detuvo a un sospechoso del crimen, así como a dos testigos del ataque, en el que resultó herido también Gustavo Castro, director de la organización mexicana Otros Mundos Chiapas, para el que la organización ha solicitado protección, al tiempo que ha pedido al Gobierno de Honduras "su pronta atención, intervención y seguimiento a este lamentable y gravísimo suceso en la vida del pueblo hondureño". El detenido sería un guardia de seguridad del barrio donde se encontraba Berta Cáceres, según la BBC.

La policía no ha dicho cuál sería el móvil del crimen, pero la familia y compañeros de Cáceres creen que estaría relacionado con su lucha ambiental en el empobrecido país centroamericano, que tiene una de las tasas de homicidios más altas del mundo. Pidieron una "investigación independiente".