Huffpost Spain

23 (+1) situaciones que has vivido si has hecho alguna vez el Camino de Santiago

Publicado: Actualizado:
Imprimir

No hace falta que sea Año Santo para que al llegar el verano los peregrinos se lancen en masa a hacer el Camino de Santiago. Muchos son novatos pero otros muchos repiten. Porque el que lo ha hecho alguna vez sabe que el Camino engancha y que, a pesar de las penurias vividas, siempre quedan ganas de volver a calzarse las botas y repetir algunas de esas situaciones que se dan siempre pero no llegan a cansarnos.

Aquí tienes 23 (+1) por las que seguro que has pasado tú o alguno de tus compañeros de peregrinaje.

1. Pensar que nunca te ha dolido tanto algo como el pie derecho cuando aún te quedan 5 kilómetros para llegar al final de la etapa


2. Hasta que al día siguiente te aparece una ampolla en el izquierdo.


3. Y dos días después tienes una contractura en el cuello. Entonces aprendes a relativizar y a dejar de quejarte.




4. Convertir un seto o la parte de atrás de un árbol en un baño improvisado pero absolutamente necesario


5. Y agradecer hasta el infinito que alguien te hubiese recomendado llevar un rollo de papel higiénico en la mochila


6. Pasar una noche en vela porque algún compañero de habitación no para de roncar



7. O despertarse demasiado pronto porque alguien cree que la mejor hora para salir a andar son las cinco de la mañana


8. Perder algo en un albergue o encontrar en tu mochila algo que no era tuyo


9. Quemarte el cuello y las orejas cuando te toca hacer varios kilómetros cuesta arriba e intentas negar la evidencia caminando mirando al suelo



10. Hincharte a empanada y pimientos de Padrón nada más pisar Galicia



11. Convertirte en un tendedero andante porque no hay quien seque la ropa de un día para otro con la humedad del norte


12. Morenear por zonas, como los tenistas, y aceptar que irás por colores todo lo que queda de verano


13. Llegar al kilómetro 99 y hacer una foto para subir a Instagram (Twitter, Facebook, compartirla por Whatsapp…) y luego comprobar sin parar cuántos Me gusta llevas.


14. Perder el poco pudor que te quedaba y olvidarse de lo que es la intimidad mientras dure el camino


15.Y de los escrúpulos cuando alguien se quite las botas delante de ti


16. Perderte y hacer unos cuantos kilómetros extra porque te saltaste una flecha amarilla


17. Odiar (con cariño) a quienes llevan coche escoba para la mochila y llegan albergue como si viniesen de dar un paseo


18. Y que te arda la sangre cuando descubres que alguien ha cogido vehículos de ayuda para saltarse una etapa


19. Conocer a gente de distintos países y aprender a declararse en todos los idiomas posibles u otras palabras que no usarás en la vida


20. Llegar a un pueblo donde hay fiestas y dejarse llevar por la música y el alcohol


21. Conocer a alguien que te dobla la edad y descubrir que camina más rápido que tú (¡y que no se cansa nunca!)


22. Deshacerte de la mochila y lanzarte al suelo a la primera de cambio


23. Mirar con cara rara a la gente que dice que ha hecho el camino más veces (y pensar… ¡menudo freak!)


(+1) Y al final acabar hartando a tus amigos porque no paras de hablar de lo bien que lo has pasado y empezar a preparar la ruta del próximo año

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest