NOTICIAS

Bárcenas sobre su mujer: "Yo ponía su nombre y hacía un churro para la firma"

18/01/2017 12:05 CET | Actualizado 18/01/2017 18:42 CET
EFE

En su tercer día de interrogatorio por el caso Gürtel, el extesorero del PP, Luis Bárcenas, ha seguido con su táctica de intentar exculpar a su mujer Rosalía Iglesias de los delitos que se le imputan y por los que se le piden 24 años de cárcel.

"El matrimonio estaba en separación de bienes, y el patrimonio lo he gestionado siempre yo", "Yo con mi mujer no hablaba de negocios y de temas empresariales. No iba a la sede prácticamente nunca, igual en algunas elecciones, pero al despacho, jamás", "Ella se encargaba de la casa", "Ella no ha firmado las declaraciones de la renta, yo ponía su nombre y hacía un churro para la firma" han sido algunas de las frases que ha dicho Bárcenas a lo largo de esta mañana.

El extesorero ha anunciado que no responderá a las acusaciones del caso Gürtel (la Abogacía del Estado, la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid, el PSOE de Valencia y de Madrid y Adade) tras el "intenso" interrogatorio de dos días de la fiscal anticorrupción.

En este tercer día de declaración de Bárcenas le tocaba el turno de preguntas a las acusaciones, después de que la fiscal Concepción Sabadell le sometiera a un largo interrogatorio de unas 13 horas ayer y el pasado lunes.

Sin embargo, el extesorero ha anunciado que no responderá a las acusaciones personadas por consejo de su abogado y "teniendo en cuenta lo intenso que ha sido el interrogatorio" de la fiscal, pero que sí lo hará a los abogados de las defensas.

42 AÑOS DE CÁRCEL

Bárcenas se sienta en el banquillo acusado por primera vez de corrupción en un juicio en el que se acusa a 37 personas relacionadas con la trama por sus actividades corruptas en el periodo comprendido entre 1999 y 2005.

El extesorero se enfrenta a 42 años y medio de prisión acusado de asociación ilícita, cohecho, blanqueo, falsedad, apropiación indebida y delitos fiscales por cobrar comisiones que pagaron supuestamente empresarios a la Gürtel a cambio de adjudicaciones de gobiernos del PP, así como de quedarse dinero de una contabilidad paralela del partido.

Entre otras cosas, la Fiscalía atribuye a Bárcenas, que tiene pendiente otro juicio (sin fecha aún) por la pieza de la llamada caja B del PP, haberse embolsado 1.248.561 euros de esas comisiones cobradas de manos de Correa entre 2000 y 2007, y de haberse apoderado de otros 299.650 euros del PP aprovechando "la doble contabilidad instaurada en ese partido"

COMPRAR ACCIONES DE LIBERTAD DIGITAL

Bárcenas también ha declarado que fue el secretario general del partido en octubre de 2004, Ángel Acebes, quien autorizó a usar 'fondos de la contabilidad extraoficial' para comprar acciones de Libertad Digital.

A preguntas de su abogado, Bárcenas ha explicado que en un momento dado el PP decidió apoyar la ampliación de capital de este medio de comunicación y el entonces tesorero, Álvaro Lapuerta, se movió para animar a miembros de partido a que las adquirieran.

Como no se consiguió cubrir toda la ampliación de capital, Lapuerta habló con Acebes y éste le autorizó a que utilizara los fondos de la caja B para ese propósito.

En ese momento, según la Fiscalía, y aprovechando la compra de esas acciones con fondos opacos, Bárcenas con la connivencia de Lapuerta dispuso de 149.600 euros con los que adquirió 1.360 acciones a nombre de su esposa, Rosalía Iglesias, que luego vendió al fallecido Francisco Yáñez por el mismo importe.

De esta manera, siempre según la Fiscalía, el acusado no devolvió el dinero al PP, sino que se lo quedó y usó para comprar inmuebles en la estación de esquí de Baqueira Beret.

BÁRCENAS, UN CRACK GESTIONANDO

Bárcenas ha defendido este miércoles que la acertada gestión de su cartera de valores le proporcionó ingresos de 30 millones de euros en el año 2007. 'He oído múltiples bromas respecto a esto', ha asegurado ante el tribunal que le juzga por la primera época de actividades de la trama Gürtel.

En respuesta a las preguntas de su abogado Joaquín Ruiz de Infante, el que fuera gerente 'popular' se ha referido a los datos ofrecidos por las autoridades suizas de los que se desprende que su fortuna en las cuentas helvéticas alcanzó los 48 millones de euros. A este respecto ha explicado que el año 2007 le ha 'estigmatizado como el hombre de los 48 millones de euros'.

Ha explicado que esta cantidad fue una simple posición puntual en un momento determinado, en diciembre de 2007. Partió de un saldo de 8,4 millones en el año 2000 e ingresó hasta 2007 diez millones más, y ha explicado que gracias a los rendimientos y plusvalías de sus acciones obtuvo estos beneficios, cobrados a 31 de diciembre de este último año en su cuenta del Lombard Odier en Suiza.

DE LA DISTRIBUCIÓN DE GAFAS AL ALLANAMIENTO DE SUELOS ARCILLOSOS

Bárcenas ha aprovechado las preguntas de su abogado para hacer gala de su habilidad con los negocios con los que, según los datos aportados durante la vista oral, ingresó ocho millones y medio de euros.

Así ha reprochado al abogado del Estado, Edmundo Bal, que haya puesto en duda el éxito de operaciones como la distribución en Estados Unidos una marca francesa de gafas, el allanamiento de suelos arcillosos a través de un novedoso producto o la operación de venta de soja en una finca de Santa Fe (Argentina).

Con respecto a las gafas, Bárcenas ha destacado que Bal 'no entendió' lo que había dicho en la sesión de este martes y ha destacado que sí que era 'un producto que funcionaba'. Ha explicado que él tenía la distribución 'exclusiva' de este artículo en Alemania y que consiguió introducirlo en el mercado norteamericano a través de Puerto Rico, una operación con la que, según ha dicho, ganó 'un dineral'.

CUALIDAD PROTEICA DE LA SOJA

Por otro lado, ha precisado que la venta de una finca de soja fue para explotar las 'cualidades proteicas' de esta legumbre con el fin de hacer harinas para alimentar ganado. Bal ha cuestionado los 621.515,55 euros que ganó con Royal Road Products para estabilizar suelos arcillosos, ya que en España el producto ha tenido escasa implantación.

Al respecto ha explicado que, aunque es cierto que finalmente en España no se puso en funcionamiento el líquido que aplanaba los suelos --aunque se pusieron en contacto con un centro de experimentación en Madrid, ha agregado-- en otros lugares como Argentina sí tuvo éxito.

Durante las tres sesiones que lleva declarando ante el tribunal, el extesorero ha demostrado sus conocimientos lingüísticos al leer y traducir con fluidez varios documentos en inglés, francés y alemán.

LAS FRASES DE BÁRCENAS EN SU TERCER DÍA DE DECLARACIÓN

"Los ingresos míos son procedentes de la actividad mía y no tienen ninguna relación con el Partido Popular".

"Si no podía manejar los (fondos) oficiales (lo hacía Álvaro Lapuerta), mucho menos los extraoficiales que requieren una prudencia y un control exhaustivo".

"Más claro, el agua. Evidentemente si no es aplicable al señor Lapuerta ni muchísimo menos es aplicable a mí", tras asegurar que Lapuerta era quien manejaba la caja A y B como tesorero y el PP no le ha reclamado nada.

"No es connivencia, es control y celo excesivo, el tener la certeza de que la aplicación de esos fondos es correctísima, precisamente por lo delicado que es manejar dinero en efectivo y que puede ser susceptible de que alguien pueda hacer razonamientos que no se corresponden con la realidad", sobre los ingresos en caja B que llevaba, ha reiterado, Lapuerta.

"Como diría (Francisco Álvarez) Cascos, imposible por falso", negando que se quedara dinero de la caja B del PP.

"A mi mujer no le interesan estos temas: no le interesan, no le han interesado nunca y siguen sin interesarle", sobre sus negocios.

"Me deja muy tranquilo que la Fiscalía no preguntase por eso porque debe estar convencida de que efectivamente no tiene nada que ver conmigo ese apunte", de la anotación de una entrega de dinero de la Gürtel a "Luis el cabrón".

"¿Para qué usar los puntos de Iberia Plus si me pagaban los viajes?", a la vista de una factura de avión y para negar que Francisco Correa le regalara viajes.

"Como consecuencia de esa guerra, las patadas que no le dan a Lapuerta las recibo yo", acerca de la "batalla soterrada" entre Esperanza Aguirre e Ignacio González con el extesorero del PP Álvaro Lapuerta por el espionaje político en el partido en Madrid.

"Eran dos empresarios con una relación muy directa en el partido a los máximos niveles", sobre Florentino Pérez y José Miguel Villar Mir, tras negar que recibiera comisiones de ellos de manos de Correa por adjudicaciones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Bárcenas admite la caja b del PP

- Bárcenas explica, por primera vez, datos sobre su fortuna en Suiza

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

OFRECIDO POR NISSAN