TENDENCIAS

Las cinco lecciones que nos puede enseñar 'Moonlight'

10/02/2017 08:19 CET | Actualizado 10/02/2017 10:19 CET

El destino —y el apretado calendario de estrenos— ha querido que Moonlight y La La Land se hayan estrenado prácticamente a la vez. A falta de lo que ocurra en los Oscar el próximo 26 de febrero, la cinta protagonizada por Emma Stone y Ryan Gosling va camino de coronarse como la película del año, pero es Moonlight la que ofrece el mensaje más significativo. La crítica internacional se ha rendido ante ella —The New York Times la ha calificado como "la mejor película de 2016"— y cuenta con ocho nominaciones a los Oscar.

La película, dirigida por Barry Jenkins, aborda un problema social a través de una historia personal, contándola de una forma sencilla pero tremendamente efectiva. Es un relato duro revestido de fragilidad pero con una fuerza que hace que la historia de Chiron, un niño afroamericano al que vemos crecer delante de nuestros ojos mientras busca descubrirse a sí mismo, se quede con nosotros una vez dejamos la sala de cine. Se trata de una cinta que se libera de los tópicos y los prejuicios, una historia sobre nosotros mismos, sobre el amor y la familia, todo ello envuelto en la luz de la luna.

A pesar de que es esencialmente la historia de Chiron, Moonlight ofrece lecciones universales de las que todos podemos tomar nota.

LA IMPORTANCIA DE LA IDENTIDAD

Durante toda la película Chiron lucha por encontrarse a sí mismo. "Un día tienes que decidir por ti mismo quién vas a ser. No puedes dejar que otros lo decidan por ti", las palabras de Juan (Mahershala Ali) resuenan durante las casi dos horas de metraje en la mente de Chiron, que batalla entre decidir mostrarse realmente cómo es o ser la persona que la sociedad pretende que sea. El protagonista no es el único que sufre. En Moonlight se ven los efectos de lo que supone fingir durante toda la vida ser otra persona y cómo únicamente después de estar en paz con nosotros mismos y con quienes somos realmente conseguimos ser felices.

LA FAMILIA QUE ELEGIMOS Y LA QUE NOS TOCA

En un barrio azotado por las drogas, Chiron vive con su madre, adicta al crack, que es incapaz de cuidar y hacerse cargo de él. El niño debe crecer a pasos agigantados para buscarse la vida, totalmente consciente, pese a su corta edad, de la situación de su madre y del hogar en el que vive. El hecho de que esta sea una historia cronológica permite ver con perspectiva las consecuencias de criarse en un ambiente incapaz de ofrecer amor y apoyo en los momentos más importantes. "No supe darte amor cuando lo necesitabas", confiesa a Chiron una madre llena de culpa brillantemente interpretada por Naomie Harris ante las lágrimas de su hijo.

LAS CONSECUENCIAS DE UN TRAUMA

"Cuando persigues a la gente, ves cómo se encierran en sí mismos". Con esta reivindicación recogía Mahershala Ali su premio SAG al Mejor actor de reparto, haciendo referencia al trauma de Chiron a consecuencia de la persecución y los abusos que sufre a diario. La dura infancia del protagonista da forma a su personalidad y sus recuerdos le atormentan por mucho que pasen los años. Por ese motivo vemos a un hombre adulto que mantiene la misma mirada perdida y triste del niño que crecía en los suburbios de Miami.

EL IMPACTO DE LAS PERSONAS QUE NOS RODEAN

Juan cambia la vida de Chiron. Lejos de ser una persona perfecta, el simple hecho de escuchar, prestar atención y darle cariño lo convierte en su referente haciendo que su influencia permanezca intacta para Chiron incluso veinte años después de conocerlo. Lo mismo sucede con su amigo Kevin, una de las pocas personas de su entorno en las que Chiron puede confiar. La película muestra hasta qué punto nos pueden influir las personas que conocemos a lo largo de la vida sin importar el tiempo que hayan estado en ella.

LA NECESIDAD DE LOS OTROS

Moonlight hace reflexionar sobre el amor más puro, desinteresado; el amor de las personas que están ahí a pesar de las circunstancias y también el de aquellas que son incapaces de expresarlo. Habla de la necesidad de sentirse querido, apoyado, comprendido. Porque es posible encontrar belleza hasta en los ambientes más hostiles, siempre y cuando tengas a tu lado a gente que estará ahí para ayudarte. Y si es junto al mar y bajo la luz azul de la luna llena, mucho mejor.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Tres lecciones de vida de 'La La Land' validadas por la ciencia

- Nueve motivos para ver las nueve películas nominadas al Oscar

- Las películas de 2017: de 'La La Land' y 'Jackie' a 'Blade Runner 2049' y la secuela de 'Jumanji'

Estrenos cine 2017


Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

OFRECIDO POR NISSAN