POLÍTICA

Una multitud clama en Barcelona por la acogida de refugiados

18/02/2017 18:01 CET | Actualizado 18/02/2017 19:51 CET

"¡Bata de excusas! ¡Acojamos ahora!". Bajo este lema, decenas de miles de personas han tomado las calles de Barcelona desde las 16:00 horas convocados por la organización Casa Nostra, Casa Vostra para reclamar a las autoridades que pongan en marcha de inmediato un plan para acoger a los miles de refugiados que llegan cada día a Europa huyendo del horror de la guerra.

La marcha, a la que han acudido unas 160.000 personas según la Policía y unas 500.000 según los organizadores, se ha iniciado en la plaza Urquinaona de la capital catalana y ha transitado hacia el paseo marítimo por la Vía Laietana y la calle Doctor Aiguader. La idea es terminar frente al mar Mediterráneo, donde el año pasado murieron 5.000 personas tratando de llegar al continente europeo.

La protesta, que encabeza la pancarta quiere emular la histórica movilización que vivió Barcelona en 2003 contra la guerra de Irak y los organizadores han llamado a los participantes a vestirse de azul para dar la imagen de una marea azul dirigiéndose del centro de la ciudad hacia el mar.

Abre la marcha un primer bloque formado por los miles de voluntarios de la campaña "Volem acollir" ("Queremos acoger"), seguido por integrantes de entidades relacionadas con el refugio y la inmigración, un tercer bloque con otras organizaciones sociales y un cuarto con representantes políticos e institucionales.

Hasta 900 entidades se han adherido a la iniciativa (la mayoría catalanas, pero también de otras partes del Estado) y más de 70.900 personas han firmado su manifiesto, entre los que se encuentran personalidades del mundo político, cultural y asociativo.

"BARCELONA, CAPITAL DE LA ESPERANZA"

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, presente en la movilización, ha confiado en que la ciudad "se convierta en la capital de la esperanza, de la defensa de los derechos humanos y de la paz".

En declaraciones a los periodistas, la alcaldesa, que se ha mostrado "emocionada" por la concurrencia y ha recalcado que la manifestación supone un mensaje para los Estados de Europa, a los que se les reclama establecer "vías seguras" para los emigrantes.

También ha señalado que la manifestación puede ser el inicio de muchas más concentraciones en el resto de ciudades europeas con llamadas a la "esperanza y a la vida".

La consellera de Presidencia de la Generalitat, Neus Munté, ha pedido a la Unión Europea que vaya "más allá" con sus políticas de asilo y establezca corredores seguros para los refugiados.

Muté ha asegurado que Cataluña está preparada para acoger a los refugiados y que desea que la concentración de este sábado sea "grito unánime" que ponga de manifiesto la situación de los refugiados.

"POLÍTICAS NEFASTAS"

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha asegurado que los países occidentales han causado la crisis de los refugiados con su presencia en Oriente Medio.

Iceta ha afirmado que "nadie es inocente", y ha pedido no asistir cruzados de brazos a la muerte de gente en el Mediterráneo. "Lo único que hacen es huir del hambre y de la guerra", ha insistido, y ha pedido unir todas las voces para promover que las instituciones hagan políticas de acogida.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, también ha pedido a las instituciones de la Unión Europea que se cambien las políticas "nefastas" sobre los refugiados con el objetivo de acoger a más personas y ha recordado que en febrero de 2016 el Parlament aprobó dos declaraciones en contra del acuerdo de la UE con Turquía.

"Esperamos que la manifestación sirva para que otras ciudades y estados de Europa hagan lo mismo y entre todos podamos cambiar estas políticas que van contra el espíritu de la UE", ha dicho.

Por su parte, la diputada de la CUP en el Parlament Gabriela Serra ha lamentado que el Mediterráneo se haya convertido en un mar formado por "un manto de 5.000 muertos".

Serra reconoce sentir una profunda indignación hacia todas las instituciones por su inacción: "Empezando por las nuestras".

"Estamos aquí para pedir reacciones y decir que el Gobierno español está fallando", ha afirmado, y ha criticado que de los 4.500 refugiados que el Estado se comprometió a acoger, sólo hayan llegado 200.

La diputada de Ciudadanos en el Parlament Sonia Sierra ha apostado por establecer una política europea común de acogida de refugiados y ha abogado por prestar ayuda a Italia y Grecia para mejorar las condiciones de los refugiados que allí se encuentran. Sierra a criticado los acuerdos de acogida a los que ha llegado la Unión Europea con Turquía porque vulneran los derechos humanos, según ella, y ha apuntado a que el Gobierno central ha incumplido sus compromisos de acogida.

TE PUEDE INTERESAR

- Los impactantes retratos de niños refugiados a los que Trump no aceptaría

- El demoledor vídeo de CEAR sobre la falta de escrúpulos con los refugiados

- Évole enfada a Junts pel Sí con este discurso sobre los refugiados