TENDENCIAS

¿Eres el típico lector? Radiografía de la lectura en España

Qué se lee, cómo, dónde y cuánto.

23/04/2017 10:40 CEST | Actualizado 23/04/2017 10:40 CEST
GTRESONLINE

Este 23 de abril se celebra, como cada año, el Día del Libro. Un objeto que menos de la mitad de la población española coge a diario, a pesar de que hay estudios que señalan que leer aumenta la esperanza de vida.

12 meses, 12 libros: ¿aceptas el reto de lectura de 'El HuffPost'?

En hábitos de lectura, los españoles se comportan de forma similar a los países de su entorno. Según el último informe de La lectura en España, el 47,2% de la población lee libros al menos una vez a la semana, un porcentaje que ha ido en aumento constante y pronunciado desde el año 2000. También ha aumentado, más ligeramente, la media de libros leídos al año, que actualmente se sitúa en ocho.

AOL

Son datos diez puntos inferiores a la media europea pero más altos que los de países con una población y una cultura similar, como Grecia, Italia, Polonia o Portugal, el país donde menos se lee.

AOL

A pesar de ello, casi el 70% de los españoles cree que en España se lee poco y cada vez menos. Lo cierto es que pasa todo lo contrario. Lo que sí ocurre es que, a medida que crece el número de lectores, disminuye el de los que lo hacen a diario. Sólo el 28,6% coge un libro todos los días, según datos del CIS de septiembre de 2016, el último que preguntó sobre ello.

AOL

Este informe apunta que el 51,8% de la población española no ha comprado un libro en el último año, ni siquiera para regalarlo. Quizá porque muchos ya tienen varios en casa: el 40,2% dice que posee entre 20 y 100 libros en su hogar y el 16,7% asegura tener más de 200.

AOL

¿QUÉ SE LEE EN ESPAÑA?

En España, leer un libro es la cuarta actividad de ocio más frecuente, mientras que en la UE es la segunda, por detrás siempre de ver la televisión. Suecia es el país con un porcentaje mayor de lectores habituales (65%), seguido de lejos por Países Bajos y Reino Unido (52%). Los españoles leen sobre todo para entretenerse, muy lejos de los motivos utilitarios citados con más frecuencia en otros países, como "aprender sobre algo concreto", "mejorar el nivel cultural" o "por exigencias del trabajo/estudios".

AOL

Según el CIS, el género preferido en España es la novela histórica (23,8%) seguido de la novela "en general" (19,5%) y la de aventuras (8,9%), lo que resulta sorprendente dado el comentado boom de la novela negra. Se leen más ensayos y biografías que relatos o novela fantástica, y se lee más poesía, libros de autoayuda y manuales de cocina que cómics o teatro, con diferencia la opción menos popular.

AOL

El 84,7% de lo que se publica es en castellano, un 10% en catalán, y el resto se lo reparten el gallego, el valenciano y el vasco casi a partes iguales. Pero el 50% de todo lo que se edita en lenguas cooficiales son libros de texto, no narrativa. Las traducciones de idiomas extranjeros representan el 16,2% del total de nuevos libros publicados, sobre todo del inglés, seguido muy de lejos por el francés. Son datos similares a los de otros países de habla no inglesa.

La mayoría de la gente (60,7%) se fía de su propio criterio a la hora de elegir nuevas lecturas y lo más importante para decidirse a abrir un libro es la temática, no el autor; muy pocos optan por seguir los consejos de los libreros y las reseñas de los medios.

AOL

¿Se corresponden estos datos con los libros más vendidos en 2016? Esta es la lista:

  1. Harry Potter y el legado maldito (fantasía juvenil)
  2. La chica del tren (novela negra)
  3. El laberinto de los espíritus (novela negra)
  4. Los herederos de la tierra (novela histórica)
  5. Todo esto te daré (novela contemporánea/negra)
  6. Historia de un canalla (novela contemporánea)
  7. Falcó (novela negra)
  8. La magia del orden (ensayo)
  9. El libro de los Baltimore (novela contemporánea)
  10. Patria (novela contemporánea)

En el listado hay, sobre todo, ejemplares de escritores consagrados y conocidos —españoles y extranjeros— como J.K. Rowling, Arturo Pérez-Reverte, Ildefonso Falcones o Dolores Redondo. Esto parece señalar que el autor sí es importante a la hora de escoger un libro. En los géneros tampoco no se ven reflejados los datos: aunque hay tres libros de narrativa contemporánea —lo que podría llamarse "novela en general"—, hay otros tres de temática negra, y sólo una novela histórica, la categoría favorita de los lectores según los estudios. Además, el impopular género fantástico cuenta con el libro más vendido.

Eso sí, hay varias últimos números de sagas, lo que apunta al entretenimiento como razón principal para leer, como dice la mayoría, ya que las series por entregas se basan en enganchar.

EL LECTOR ESPAÑOL MEDIO ES UNA MUJER JOVEN, URBANA Y FORMADA

El retrato robot de un lector de libros en España es una mujer residente en una gran ciudad que tiene menos de 24 años y estudia una carrera o cuenta con estudios universitarios y un empleo.

Las mujeres leen más libros que los hombres —aunque esta diferencia no es tan acusada como en los países anglosajones—, las personas con estudios más que aquellos que no los tienen y los ocupados considerablemente más que los parados. La frecuencia en la lectura baja conforme disminuye la cualificación, las responsabilidades y los ingresos.

Madrid es la comunidad autónoma que más lectores habituales tiene y Extremadura la que menos

La mayoría de los lectores habituales vive en una ciudad grande, por lo que no es raro descubrir que, dentro de las CCAA, Madrid es la que más lectores habituales tiene y Extremadura es donde menos habitantes leen. Cuanto más rural es una población cuenta con menos lectores.

La frecuencia con que se lee va disminuyendo conforme se sube en la pirámide de población; así, las personas entre 14 y 24 años leen más que nadie —incluso después de descartar las lecturas obligadas por el colegio o instituto— y los mayores de 65 son los que menos abren libros, especialmente los jubilados. La etapa universitaria es la más prolífica en lecturas.

LOS QUE NO LEEN NUNCA

Un 18,3% de los españoles no lee nunca. El 42,3% de ellos asegura que la lectura no les gusta o no les interesa aunque, si se le suman los que argumentan que prefieren "emplear el tiempo en otro tipo de entretenimiento", que es casi lo mismo, aumenta al 57,8%. Un 22,3% de los encuestados culpa a la falta de tiempo. Las personas con menos estudios citan más la primera causa que la segunda.

AOL

A pesar de ello, leer se relaciona con personas con una inquietud e interés superior a la media nacional. Los españoles creen que la lectura enriquece más que ir al cine, al teatro, a un concierto o a un museo —actividades en la que los lectores participan, además, por encima de la media—. De hecho, eligen la lectura como lo tercero que más les interesa tras la música y el cine, aunque hay más gente a la que le gusta "mucho" leer que aquella que manifiesta lo mismo por ver películas.

AOL

Según otro estudio europeo, la falta de tiempo es el argumento que esgrime el 45% de los europeos, incluidos los españoles, y la principal razón para no leer en todos los países menos Portugal. Al margen de la diferencia en los datos, esto puede significar que la lectura es más común en el resto del continente o que en Europa da vergüenza reconocer que no se lee porque no se quiere.

AOL

CASI NADIE UTILIZA LIBROS ELECTRÓNICOS

Los libros electrónicos son bastante conocidos —aunque aún hay un 16% de la población que jamás ha oído hablar de ellos—. Sin embargo, constituyen una parte muy pequeña de las lecturas de libros. El 62% de los españoles no ha leído nunca en este soporte y un 25,7% considera que jamás lo hará.

AOL

Del total de lectores digitales, el 55,8% aún utiliza el ordenador, frente al 6,6% que lee en e-reader o tabletas indicadas para ello. El lector de libros electrónicos es universitario, urbano y se concentra en la franja de edad entre 25 y 34 años. Hombres y mujeres reducen sus diferencias y disfrutan de la lectura digital en porcentajes similares.

Lo más apreciado de leer digitalmente es la capacidad de llevar en un solo dispositivo una biblioteca entera, seguido de su comodidad porque no pesan y se pueden meter en cualquier sitio. Quizá por eso sus usuarios disfrutan de ellos en lugares más diversos que los que utilizan el soporte papel. El 90% de los que leen, ya sea en formato impreso o electrónico, prefieren hacerlo en casa; curiosamente, el segundo lugar preferido no es el transporte público sino los espacios abiertos (para el 12,7%), y el tercero es el trabajo.

AOL

Cada vez hay menos bibliotecas y por la crisis están cada vez peor atendidas, mantenidas y surtidas, pero el número de inscritos en la red pública ha aumentado más de cinco puntos porcentuales. Aún así, el 30% de los españoles no pisa una nunca biblioteca y el 70% no ha entrado en una en el último año.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR