POLÍTICA

La batalla de los avales: Díaz logra el respaldo de un tercio del PSOE pero Sánchez da la sorpresa quedándose a 5.000

Patxi López, el tercero con 12.000

04/05/2017 13:02 CEST | Actualizado 04/05/2017 15:53 CEST
GTRES
Pedro Sánchez y Susana Díaz, durante un mitin en 2016

El PSOE ha librado este jueves su primera batalla de las primarias: la presentación de los avales. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha mostrado fuerza presentando más de 62.500 -un tercio de la militancia-, pero su gran rival, Pedro Sánchez, ha dado la sorpresa y se ha quedado tan solo a 5.000 (57.369). El tercer aspirante, Patxi López, ha registrado 12.000 firmas.

El sistema de primarias del PSOE establece un primer corte en estos avales. Los aspirantes necesitan al menos un 5% de firmas de los militantes para pasar a la consulta final. Es decir, se requieren como mínimo 9.368 avales. Por lo tanto, los tres precandidatos, a falta del recuento final, llegarán a la votación del 21 de mayo.

Pero esta primera fase se ha planteado por parte de los equipos de Susana Díaz y Pedro Sánchez como una primera gran batalla. La andaluza y los suyos querían hacer una exhibición de músculo y han logrado presentar en Ferraz 62.617 firmas, en 17 cajas. Su cálculo es que el número final será superior a 63.000 a la espera de que se sumen las firmas que han llegado directamente hasta la sede federal del PSOE. Uno de sus grande objetivos era impresionar a la organización escenificando un gran apoyo a la sevillana y superando con creces los 41.338 que logró Sánchez en las primarias de 2014 -en las que el PSOE andaluz se volcó con él-.

Una muestra de poderío como le gusta a la presidenta de la Junta, pero a los pocos minutos de presentarlos la familia socialista se ha encontrado con otra demostración de fuerza de Sánchez. De la mano del navarro Santos Cerdán y de una serie de militantes de base han presentado en Ferraz eufóricos 27 cajas, con 57.369 apoyos. Por lo tanto, se quedan a unos 5.000 de su máxima rival y logra sumar muchos más que hace tres años (y sin el apoyo del poderoso aparato del PSOE andaluz).

Durante estas semanas, el equipo de Sánchez ha comentado que los avales no son tan significativos y que ellos creen que tendrán más votos. Además, los 'sanchistas' han aireado estos días que muchos de los que avalan a Díaz pueden estar presionados por los aparatos autonómicos y locales, que en su mayoría están dominados por barones y secretarios provinciales afines a la presidenta de la Junta. Se ha trasladado la idea de que incluso algunos de los que avalen a Díaz, pueden luego en la intimidad de la cabina de votación cambiar el sentido de su papeleta. Este primer proceso es público y se tienen que dar los datos y la firma.

Euforia entre los 'sanchistas' por el número de avales a pesar de no contar con el apoyo del aparato

Nos encontramos, por lo tanto, con una guerra totalmente abierta. Nadie puede presagiar qué sucederá en la votación. Una de las cosas que nos deja claro este primer paso es la alta movilización en el PSOE por estas primarias. Más de 131.000 militantes del PSOE, de los 187.949, han participado en los avales, mientras que en las de 2014 solo firmaron en este corte 76.448.

"NI EN LOS MEJORES PRESAGIOS"

"Ni en los mejores presagios pensábamos contar con cerca de 60.000 avales", ha declarado Cerdán ante los periodistas. Los 'sanchistas' dicen que ya solo en Valencia, provincia dominada por José Luis Ábalos, consiguieron más de 8.000, casi los necesarios para pasar la primera ronda. Para los partidarios del exsecretario general, se demuestra ahora que su candidatura es la de la militancia, logrando aval por aval recorriendo España y sin ayuda de la estructura del PSOE.

"Encantados", así ha resumido Cerdán en Ferraz la sensación que recorre a los partidario de Sánchez. Y, además, ha invitado a todos los militantes socialistas a reflexionar: "Que piensen si quieren un PSOE con un proyecto netamente de izquierdas o el de otros que impiden la comparecencia de Rajoy en el Congreso". La filosofía de la candidatura es que el partido "vuelva a ser el referente de la izquierda de este país".

La candidatura de Díaz ha entregado las cajas capitaneada por el líder de Juventudes Socialistas, Nino Torre. El asturiano no ha querido valorar el dato de Sánchez y ha dicho esperar a que durante la jornada se culmine el proceso de verificación. Sobre las firmas para Díaz, ha comentado que evidencian el "gran apoyo" y la "enorme ilusión" que, en su opinión, genera secretaria general del PSOE andaluz.

El tercer candidato en liza, Patxi López, ha dejado la presentación de las firmas en manos de su jefe de campaña, Óscar López, quien ha dicho que no quiere entrar en una guerra para no "tensionar" más a la organización, un mensaje en la línea del discurso de unidad del aspirante. Sí han querido llevar 12.000, para tener un "colchón" frente a los 9.368 necesarios.

La traducción de los avales también deja la señala de la polarización de los militantes, que optan entre Díaz o Sánchez de manera mayoritaria frente al mensaje de consenso que intenta hacer calar el exlehendakari.

Tras la presentación, en Ferraz está trabajando un equipo de 55 personas, con 40 ordenadores y un escáner, para el registro, clasificación y archivo de avales, cuyo trabajo se podría alargar hasta la madrugada. Algunos partidarios de la andaluza creen que los 'sanchistas' podrían haber inflado los avales y, por eso, piden cautela hasta que se conozcan los datos definitivos.

El PSOE, dividido. El 21 de mayo se vivirá una 'segunda ronda' de aquel Comité Federal del uno de octubre.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Susana Díaz, de Santa Justa a Atocha

- En las tripas de la candidatura de Sánchez

- La estrategia de Patxi López para ganar las primarias

Patxi López

Pedro Sánchez busca apoyos en Barcelona

Candidatura Susana Díaz