POLÍTICA

Un cura simula una misa mientras cuentan votos del 1-O en su iglesia por si tenía que despistar a la policía

El sacerdote de Vila-rodona se vistió para la ocasión y puso a cantar a sus fieles por si llegaban a por las urnas.

03/10/2017 16:56 CEST | Actualizado 03/10/2017 16:58 CEST

Un pueblo de la comarca de Alt Camp en Tarragona, llamado Vila-rodona, fue el curioso escenario para el recuento de votos del referéndum catalán el pasado domingo. No se produjo en un colegio electoral, no, ni en un centro cívico, un asilo, un ayuntamiento ni nada parecido. Papeleta a papeleta, se contaron en la iglesia del pueblo.

(Puedes seguir leyendo tras el tuit...).

Aunque en un primer momento parecía que el recuento se había producido en mitad de la misa, con el cura con su hábito y su estola y los feligreses cantando, no fue así. Según ha desvelado La Vanguardia, el colegio electoral en la localidad -de 1.255 habitantes- era la Casa de la Cultura, a 20 metros del templo. Al finalizar la votación, se llevaron las urnas a la iglesia y allí se efectuó el recuento mientras se cantaba el Virolai, un canto a la virgen de Montserrat. Pero no había misa alguna.

"Fue un recurso para protegerlas en caso de que llegara la policía, que había hecho acto de presencia en otras poblaciones de la zona como Cabra del Camp o Vilabella -a menos de 20 kilómetros-. Además en el templo cabía más gente. "Fue una celebración emotiva y festiva, la iglesia fue un lugar de acogida", explica el párroco al citado diario.

Si se ven los horarios de misa, efectivamente, no casan con la hora del recuento, pero la estratagema les dejó más tranquilos.

La escena, aún sin misa, es cuando menos llamativa y, desde luego, se ha convertido en absolutamente viral.

Así votan los ciudadanos catalanes