Ana Oramas

Recibir actualizaciones de Ana Oramas
 

Que nos lleve el moro o que nos vendan a los alemanes

Publicado: 03/07/2012 10:03

Llamó "tonto del culo" y "chulo" al ministro de Industria, José Manuel Soria, en unas declaraciones cuyo contenido íntegro hemos conocido hace unos días. El alcalde leonés de Toreno, Pedro Muñoz, en la agria polémica que mantiene con Soria por el incierto futuro del sector minero, no sólo descalificó al ministro sino que fue más allá y aprovechó la procedencia del titular de Industria para arremeter con una crudeza intolerable contra Canarias y contra los derechos que nos corresponden por nuestra insularidad y lejanía.

Las bochornosas perlas que dedicó a Soria se quedan en una simple anécdota en comparación con las manifestaciones que ahora han salido a la luz, en las que se escuchan comentarios como que a los canarios "dan ganas de que se los lleve el moro" o que "se venda La Gomera o El Hierro a los alemanes y así evitamos el déficit".

Las declaraciones completas que, en principio, habían sido censuradas en su integridad, fueron difundidas la semana pasada a través de Youtube y en ellas ofrece su particular visión sobre Canarias y sobre lo que, según él, tendría que ocurrir para que las Islas no generen gastos a las arcas del Estado.


Extraña manera de entender el significado de solidaridad por parte de un alcalde que, paradójicamente, reclama el apoyo del Estado para defender una causa justa como la que reivindican los mineros.

El alcalde de Toreno dijo que "no hay nada más caro en España que las Islas Canarias. No sé si la gente sabe que los canarios pagan un 40% menos de impuestos que nosotros; que el tabaco vale la mitad, todo vale la mitad. El agua vale el doble y se la pagamos".

Pero no se quedó ahí. El colmo del esperpento fue cuando dijo que "una mujer se pone de parto en La Gomera y necesita una cesárea, y hay que mandarle un avión para que vaya para arriba, a Tenerife; que eso es todo el presupuesto de todo Prematuros del Bierzo".

"No se dan cuenta", agregó, "de que nosotros estamos poniendo desde hace muchísimos años, y encima les dimos trabajo aquí cuando lo necesitaban. Estamos manteniendo una insularidad, unos derechos adquiridos que tienen, que muchas veces dan ganas de que se los lleve el moro. O de vender La Gomera o El Hierro a los alemanes y así evitamos el déficit".

Quisiera subrayar, antes de analizar las palabras de Muñoz y el extraño silencio del Partido Popular, que los mineros cuentan con todo nuestro apoyo y solidaridad en una lucha que consideramos justa y ante la que el Gobierno debe impulsar aquellas medidas que permitan la supervivencia de uno de los sectores más tradicionales de nuestra economía.

En Canarias poseemos un concepto de solidaridad con el resto de los pueblos que conforman el Estado que se aleja mucho del ombliguismo y la injustificable forma del alcalde de Toreno de proteger a los suyos a costa de restar derechos a la Comunidad a la que pertenece el ministro de Industria.

Pero lo que más me sorprende es que un ataque de estas características no haya sido repudiado por el Partido Popular. No he visto a ningún miembro de la dirección del partido exigir a Pedro Muñoz que rectifique y pida disculpas a los canarios y canarias. Tampoco he leído ningún comunicado de los populares canarios pidiendo una aclaración a su compañero leonés.

La visión rancia expuesta por Muñoz se debe a su desconocimiento de la realidad canaria o a su miope e insolidaria manera de entender un Estado que hemos construido entre todos los territorios teniendo siempre en cuenta las singularidades de cada uno de ellos.

La Unión Europea otorga a Canarias un estatus diferenciado por nuestra condición de región ultraperiférica y por los costes que conlleva la insularidad y la lejanía del territorio continental. Una condición que se modula en todas las acciones que acomete el Estado ya que las políticas que se aplican en la Península no sirven en un Archipiélago.

El ejemplo utilizado por Muñoz sobre la mujer que se pone de parto en La Gomera y debe ser trasladada a Tenerife en helicóptero para que se le practique una cesárea es un botón de muestra de lo duro y difícil que supone vivir en una Isla con unos medios sanitarios excelentes, pero limitados en cuanto a especialidades. No es viable que exista un hospital de referencia en cada Isla y el uso de medios aéreos es la respuesta menos costosa que existe para garantizar la cobertura sanitaria en toda Canarias.

Sería aconsejable que el Partido Popular pidiese una rectificación al alcalde de Toreno para evitar que se prolongue un silencio cómplice que duele a todo un Archipiélago.

 

Seguir a Ana Oramas en Twitter: www.twitter.com/anioramas

Seguir a El HuffPost