ECONOMÍA
30/12/2013 20:17 CET | Actualizado 30/12/2013 20:17 CET

Nueva guerra entre Hacienda y la Comunidad de Madrid por la cifra del déficit

EFE

Hacienda y la Comunidad de Madrid se han declarado la guerra (y ya públicamente). El Gobierno de Ignacio González ha asegurado que cerró el pasado mes de octubre con un déficit del 0,9% en términos de contabilidad nacional, mientras que el Ministerio de Hacienda lo ha situado en el 1,11% del PIB.

En una nota de prensa, la Consejería de Economía y Hacienda explica que el dato de Madrid en octubre del 0,9% refleja "la ejecución real del gasto" en la región ya que la Intervención General del Estado (IGAE) realiza "ajustes" que denomina 'desestacionalización de inversiones' y lo eleva hasta el 1,11 por ciento (-2.047 millones de euros).

Este dato -subraya el departamento que dirige Enrique Ossorio- "no se ajusta a la realidad", ya que el Ministerio de Hacienda imputa a la región gastos que todavía no se han llevado a cabo y no contempla operaciones de enajenación de patrimonio que están previstas en el Presupuesto regional y que se han concretado en los dos últimos meses.

Ejemplo de ello es que no se tiene en cuenta la operación de venta de viviendas del IVIMA de 200 millones de euros.

MADRID SE DEFIENDE

Para la Comunidad, cerrar octubre con un déficit del 0,9% "certifica" que Madrid se encuentra en la senda de cumplimiento del objetivo de déficit para todo 2013 (1,07% del PIB) pese a haberse visto "obligada" a realizar un mayor esfuerzo presupuestario que otras regiones al resultar penalizada en el reparto del déficit asimétrico y pese a haber estado entre las regiones más cumplidoras en 2012 y ser la única que ha cumplido "siempre".

La Consejería de Enrique Ossorio también hace hincapié en el "mayor esfuerzo" que ha tenido que llevar a cabo la Comunidad de Madrid este año por el "injusto" sistema de financiación autonómica que ha penalizado a la región con mil millones de euros menos en las entregas a cuenta y liquidaciones, "cosa que no ha ocurrido con ninguna otra región, lo que hace que cada vez le pongan más difícil a Madrid cumplir con el objetivo".

De no haberse producido este hecho, la Comunidad de Madrid habría cerrado el tercer trimestre del año con un déficit próximo al equilibrio presupuestario.

En la nota, Ossorio explica que "el dato que cuenta a efectos del cumplimiento del objetivo de déficit es el de 31 de diciembre, porque, hasta entonces, la distinta cadencia de ingresos y gastos desdibuja el resultado, especialmente cuando la IGAE, al desestacionalizar, nos imputa gastos que no se han ejecutado, al tiempo que no tenemos todavía contabilizados ingresos de patrimonio ya enajenado".

El titular regional de Economía asegura que los datos sitúan a la Comunidad de Madrid en disposición de cumplir "perfectamente" con su objetivo de estabilidad para 2013, lo que también espera y desea para el resto de administraciones y regiones.