INTERNACIONAL
20/06/2018 18:22 CEST | Actualizado 21/06/2018 09:27 CEST

Trump firma una orden ejecutiva para dejar de separar a niños inmigrantes de sus padres

"Queremos que las familias permanezcan juntas", había asegurado el presidente de Estados Unidos en la Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha firmado este miércoles una orden ejecutiva para detener la separación de los niños inmigrantes de sus padres cuando éstos son detenidos en la frontera sur del país, una política que ha generado críticas en todo el mundo.

Una fuente de la Casa Blanca ha confirmado a la agencia Efe que Trump ha rubricado un documento que permitirá que los niños que cruzan la frontera sur junto a sus padres indocumentados se queden con ellos en centros de detención de inmigrantes durante un plazo de tiempo dilatado.

REUTERS
El presidente de EEUU, Donald Trump, firma la orden ejecutiva sobre inmigración.

El gobierno de Trump se había convertido en objeto de fuertes críticas, tanto a nivel nacional como internacional, por la separación desde principios de mayo de más de 2.300 menores de sus padres inmigrantes, la mayoría de ellos huyendo de la violencia que asola Centroamérica.

"No me gustaba ver a las familias separadas", ha dicho Trump al firmar el decreto en la Oficina Oval, después de haber estado insistiendo durante semanas en que estaba obligado por ley a apartar a los menores de sus padres indocumentados.

"Creo que cualquiera con un corazón podría actuar de la misma manera", ha agregado, y ha señalado que su hija Ivanka y su esposa Melania tenían sentimientos "muy fuertes" sobre el tema. Sin embargo, ha subrayado que la lucha contra la inmigración ilegal en la frontera será "igualmente dura, si no más dura".

Ivanka, presente durante la firma de la orden ejecutiva, se ha manifestado vía Twitter agradeciendo al presidente que haya tomado esta "acción decisiva en nuestra frontera" y pidiendo al Congreso que actúe cuanto antes para "buscar una solución duradera al problema".

La Cámara de Representantes prevé votar un proyecto de ley sobre el tema el jueves, según había dicho poco antes el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan. "No queremos que los niños sean separados de sus padres. Podemos hacer cumplir nuestras leyes de inmigración sin separar a las familias. La administración dice que quiere que el Congreso actúe y lo estamos haciendo", ha señalado.

"Mañana (jueves), la Cámara votará legislación para mantener juntas a las familias", ha añadido Ryan, principal republicano en el Congreso estadounidense. Los republicanos controlan la Cámara, pero para que esta ley sea aprobada debe pasar por el Senado, donde la mayoría oficialista es muy frágil (51-49).

Ryan ha dicho que la iniciativa que se someterá a votación el jueves prevé que las familias procesadas por ingresar ilegalmente al país ya no estén separadas, sino que permanezcan juntas bajo la custodia del Departamento de Seguridad Interior (DHS) durante todo el proceso legal en su contra.

"También se proporcionarán fondos adicionales para que el DHS tenga recursos suficientes para albergar y cuidar a las familias durante todo este proceso", ha dicho. "En pocas palabras, vamos a tomar medidas para mantener unidas a las familias mientras hacemos cumplir nuestras leyes de inmigración", ha sentenciado.

Fotografías desgarradoras y una grabación de audio en que se escucha llorar a muchos pequeños retenidos en un centro fronterizo, divulgadas en los últimos días, han provocado una tormenta de oposición al presidente Trump por su manejo de la inmigración ilegal.

Según cifras oficiales, entre el 5 de mayo y el 9 de junio, 2.342 niños y jóvenes inmigrantes han sido separados de sus padres en la frontera sur.

EL HUFFPOST PARA AMSTEL