Zelenski anuncia el comienzo de la segunda ofensiva rusa en el Donbás, pero Moscú va más allá

Un ataque en Leópolis, cerca de la frontera con Polonia al oeste, deja 11 muertos. Mariúpol no se rinde pese al enésimo ultimátum de Moscú.

Diario de guerra, día 54. Es el ‘todo por el todo’ de Rusia en su batalla por lo que llaman “liberar el Donbás”. Y ya ha comenzado, como ha anunciado el presidente ucraniano Volodimir Zelenski a última hora del lunes.

Pero la ofensiva, como se esperaba, no se limita a la región del este de Ucrania. Con la guerra camino de los dos meses, el frente sigue recrudeciéndose en torno a Donetsk y Lugansk y mucho más allá, como ha probado el ataque aéreo ruso que ha dejado al menos 11 muertos en Leópolis.

¿Comienza la segunda ofensiva rusa en el este?

Todo parece indicar que sí y, de hecho, las autoridades ucranianas lo han anunciado. Lo ha hecho Zelenski tras conocer la alerta de su Estado Mayor.

Según el Ejército, ya ha habido ataques generalizados contra infraestructura civil e industrial en puntos de la amplia región del Donbás. “Se están registrando signos del comienzo de la operación ofensiva en la Zona Operacional Este. En los distritos operativos de Slobozhanski y Donetsk”, ha apuntado el alto mando militar.

El jefe del gabinete de Zelenski también lo ha confirmado. “La segunda fase de la guerra ha comenzado, pero os digo que hay que confiar en las Fuerzas Armadas. Confía en nuestro Ejército, es muy fuerte”, ha señalado Andréi Yermak en su canal de Telegram.

¿Qué ha pasado en Leópolis?

Esta localidad al oeste del país y muy cerca de la frontera con Polonia (por ende, de la UE y la OTAN), ya fue objetivo de Moscú hace semanas y ahora vuelve a sentir las bombas. Según el alcalde local, Andriy Sadovyi, han sido cinco los misiles que han hecho blanco en diferentes edificios, entre ellos varias residencias.

¿Y en otros puntos del país?

Estos tampoco paran en Kiev, que el Kremlin anunció la pasada semana que volvería a ser objetivo ruso. Este lunes se han notificado nuevos impactos, como ha detallado un periodista de Reuters. Pese a los movimientos en torno a la capital, Pedro Sánchez ha confirmado que España abrirá “en pocos días” su embajada allí, en línea con otros países europeos como Italia, Lituania, República Checa o Turquía, o incluso Francia que se lo plantea.

No obstante, más fuertes han sido las acciones en Járkov, con al menos tres muertos y varios heridos. Dentro, ya sí, del Donbás, en Kreminna, perteneciente a Lugansk, han muerto cuatro personas tras caer bajo control ruso. También se han reconocido heridos y graves daños en Kramatorsk, Marinka, Vugledar y Gradiv, pertenecientes al área de Donetsk.

¿Cuántas víctimas civiles se han confirmado?

El balance de muertes del enésimo bombardeo de Putin, en el que se incluye un niño, además de ocho personas heridas, siguen ampliando el rastro de sangre de una guerra especialmente cruel con la población civil. Según la ONU, los habitantes que han caído por bombas o balas ya es de 2.072, de los que 169 eran niños. Además, otros 2.818 son los contabilizados como heridos.

Sin embargo, recuerda siempre Naciones Unidas, sus cuentas son muy inferiores a las reales. Especialmente, tras constatarse las matanzas civiles en Bucha, Mariúpol o Kramatorsk.

¿Qué pasa con Mariúpol?

La guerra continúa y, con ella, el asedio a Mariúpol, que resiste por enésimo día y tras el enésimo embate de las tropas rusas. Ni siquiera ha cambiado la situación tras el ultimátum de Moscú a las tropas ucranianas atrincheradas en la ciudad portuaria, cuyo plazo venció el domingo y donde nada hace pensar en una rendición.

Las fuerzas ucranianas “lucharán hasta el final”, ha remarcado el primer ministro de Ucrania, Denys Shmygal, en una entrevista en la televisión estadounidense ABC. Shmygal y toda la plana mayor del gabinete de Zelenski son conscientes de la importancia estratégica de Mariúpol, que, en caso de caer en manos rusas, se convertiría en un corredor directo entre el Donbás y la anexionada península de Crimea.

De los casi 450.000 habitantes que registraba el municipio antes de la invasión, permanecen en el interior cerca de 100.000, tras un éxodo muy difícil para buena parte de los habitantes. Además, según la alcaldía, habrían muerto 21.000 personas en estos casi dos meses.

¿Se acerca Ucrania a la UE?

Una de las grandes esperanzas de Zelenski está un paso más cerca. Solo diez días después de la visita de Von der Leyen y Borrell al país, el presidente ha cumplimentado el formulario de ingreso a la UE, siguiendo los plazos marcados por la responsable de la Comisión Europea.

Las autoridades ucranianas esperan ahora “una respuesta positiva” a la solicitud por parte de Bruselas y que su candidatura se estudie en la próxima cumbre de la UE, entre el 23 y el 24 de junio.

¿Qué quiere el oligarca prorruso y amigo de Putin Víctor Medvedchuk?

Precisamente, Mariúpol aparece como arma de combate también a la hora de plantear un intercambio de prisioneros. Uno de ellos, el político y oligarca prorruso Víctor Medvedchuk ha planteado su liberación a cambio de residentes asediados.

¿Y Putin qué le dice al resto del mundo?

Ni siquiera la captura del amigo íntimo de Putin es motivo para bajarse de la nula autocrítica que impera en las comunicaciones de Moscú. El propio líder ruso ha tomado la palabra este lunes para vanagloriarse de que “la guerra económica relámpago contra Rusia ha fracasado”.

Así se ha referido a la batería de sanciones internacionales contra él, su entorno, la industria nacional y las vías de comercio que, día tras día, se acrecientan. Putin niega la mayor y responde con ironía, porque las autoridades “ya pueden decir con confianza que tal política fracasó”.

Incluso, se ha atrevido a indicar que esas restricciones contra su régimen se han vuelto en contra de quienes las lanzaron. “Me refiero al crecimiento de la inflación y el desempleo, el deterioro de la dinámica económica de Estados Unidos y los países europeos, la caída del nivel de vida de los europeos, la devaluación de sus ahorros”, ha apuntado en una reunión con altos mandos.

¿Qué ha hecho con la brigada que atacó Bucha?

La masacre de Bucha se ve de forma diferente desde Rusia. Mientras el mundo sigue consternado por las imágenes que se difundieron tras la salida de las tropas rusas y estudian un posible caso de genocidio, desde el Kremlin se reconoce la labor de sus militares.

Por ello, Vladimir Putin ha condecorado con el título honorífico a la 64 Brigada Independiente Motorizada acusada de la matanza en la localidad de los alrededores del Kiev por “su heroísmo y coraje”.

La medida no ha sentado bien en Kiev y desde el entorno de Zelensky, su asesor, Mikhail Podolyak ha denunciado a través de Twitter que “Rusia se está riendo en la cara del mundo”.