NOTICIAS
22/01/2021 20:17 CET | Actualizado 22/01/2021 20:31 CET

Los datos "ignorados" que muestran que estamos peor que mal

Detrás de muertes, contagios e incidencia acumulada, algunas cifras asustan aún más si cabe.

ASSOCIATED PRESS
Una sanitaria rompe a llorar a la puerta de su hospital

La incidencia, disparada; los nuevos casos, marcando récords diarios; la cuenta de fallecidos, sin freno. Son los elementos de sobra conocidos que prueban día a día que España está inmersa en el peor momento de la tercera ola. La crisis está lejos de mejorar, lo que viene será igual de duro al menos las próximas dos semanas, advierten expertos y responsables. 

Pero la fotografía que está dejando la pandemia es incluso peor de lo que creemos y basta con echar un vistazo a los datos ‘olvidados’. Detrás de las cifras más populares, Sanidad ofrece a diario otras métricas que demuestran que la situación no es mala, es crítica.

El triple de nuevos pacientes en 15 días

La saturación hospitalaria es cada día más evidente, los propios trabajadores ya hablan de colapso. Las UCI están en estado crítico y el flujo de nuevos pacientes es constante. Solo en los últimos siete días han ingresado 538 personas por un coronavirus en estado avanzado. Hace 15 días esa cifra fue de 189. Por comunidades, quienes más lo están notando son Galicia (101 pacientes críticos esta semana), seguida por Comunidad Valenciana (70) y Murcia (65).

La conclusión es extrapolable a la cantidad de ingresos hospitalarios. Sanidad confirma 7.174 esta semana (Comunidad Valenciana y Andalucía por encima del millar) cuando a primeros de enero ‘únicamente’ hubo 2.190. Más del triple en una quincena, tras los efectos de la Navidad y la creciente incidencia de la cepa británica.

(Muchos) más ingresos que altas

Cada vez es superior el número de nuevos pacientes... y cada vez es mayor la diferencia con respecto a las altas. El día de Nochevieja el Ministerio dio una de las últimas alegrías: hubo más ‘abandonos’ de hospital (1.684) que informes de entrada (1.316). Apenas una semana después, la situación había cambiado radicalmente, con el doble de ingresos (1.651 por 804 altas).

A finales de mes las cifras han crecido más del 200%: 3.713 pacientes han tenido que ser hospitalizados en las 24 horas previas, por 2.685 que pudieron volver a casa. Más saturación en un sistema que da motivos para preocuparse. Ya hay un 37,61% de ocupación en camas UCI en todo el país; tasa que se eleva hasta más allá del 50% en La Rioja, Comunidad Valenciana y Melilla.

Cada una de estas dificultades afectan especialmente al colectivo de los sanitarios. No solo en su carga de trabajo ni en su estado anímico. Vuelven a dispararse los contagios entre enfermeros, celadores y doctores. Aunque el Ministerio no ofrece información regular, resalta un hecho en su balance más actualizado: desde hace 14 días, hasta 7.995 sanitarios han dado positivo (de nuevo, Comunidad Valenciana y Andalucía como puntos más afectados). En total se han reconocido 112.066 infecciones.

Al pico de la tercera ola aún le quedan varias jornadas en máximos históricos y día tras día, cada cifra es más grave que la anterior.