La UE apoyará a la CPI y a Ucrania para documentar crímenes de guerra

Los Veintisiete desplegarán en Ucrania una misión de asesoramiento para “garantizar la investigación y la recolección de pruebas sobre el terreno”.
El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell
El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell
KENZO TRIBOUILLARD via Getty Images

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea han acordado este lunes proporcionar asistencia financiera y un equipo de expertos a las Fiscalías de la Corte Penal Internacional (CPI) y de Ucrania para ayudarles a documentar posibles crímenes de guerra cometidos por tropas rusas en ese país.

“Apoyaremos a ambos fiscales financieramente y con nuestro equipo sobre el terreno”, ha anunciado en una rueda de prensa tras el Consejo el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, quien ha dejado claro además que no excluyen sancionar al gas y el petróleo rusos, aunque este lunes no se ha tomado ningún acuerdo al respecto.

Los ministros han celebrado este lunes una reunión con el fiscal jefe de la CPI, Karim Khan, que ya ha decidido abrir una investigación sobre lo ocurrido en Ucrania, y también por videoconferencia con el fiscal general ucraniano.

“La primera cuestión fue cómo hacer a Rusia responsable de las crasas violaciones de la ley internacional. Proporcionaremos asistencia a la hora de documentar los crímenes de guerra”, ha señalado Borrell.

Además de ofrecer apoyo económico, la UE desplegará en Ucrania la misión de asesoramiento que mantenía en ese país antes de la guerra, que ahora cooperará con su Fiscalía a fin de “garantizar la investigación y la recolección de pruebas sobre el terreno”.

Por lo que se refiere a las sanciones europeas contra Rusia por haber invadido Ucrania, Borrell ha dicho que siguen “discutiendo cómo implementarlas” para “evitar lagunas”, y que han hablado del impacto que están causando en la economía rusa y de qué mas se puede hacer.

“Nada está fuera de la mesa, incluyendo sanciones sobre el petróleo y el gas, pero hoy no se tomó ninguna decisión”, ha indicado, ya que hoy solo han celebrado una “discusión general” y han analizado cifras después de que la semana pasada la UE aprobara un quinto paquete de medidas restrictivas contra Moscú que en el campo de la energía solo vetaron el carbón ruso y a partir de agosto.

“Es importante distinguir entre el petróleo y el gas”, ha dicho en todo caso Borrell, que ha apuntado que, “en 2021, la cuenta de las importaciones de petróleo fue cuatro veces mayor que la del gas. Hablamos de 80.000 millones de euros y 20.000 millones”.

“Es importante empezar por el petróleo, que es una factura grande y fácil de reemplazar”, ha agregado, al tiempo que reconoció que la guerra tiene un “impacto asimétrico” para los Estados miembros en términos de los refugiados que piden asilo y de energía.

El jefe de la diplomacia comunitaria ha aseverado que, “para el este de Europa, la presión de la llegada de refugiados es mucho mayor que en el oeste. Y los problemas de energía son mayores en el centro de Europa que en la parte occidental. Se tiene que gestionar combinando unidad y solidaridad”, ha afirmado.

Borrell ha destacado que “es fácil para algunos Estados miembros que no están usando gas ruso decir que están dispuestos a no utilizar el gas ruso pero para otros que son fuertemente dependientes no es tan fácil”.

De todas formas, ha asegurado que “todo el mundo ha adquirido conciencia del gran riesgo de esta fuerte dependencia energética”, y ha reconocido que “estamos muy preocupados por las consecuencias humanitarias de esta guerra”.

El drama de Ucrania, en 30 imágenes