violacion

Los hechos que figuran en la denuncia habrían sido cometidos en agosto de 2018.
Los hechos ocurrieron en noviembre de 2017 y después se fugó.
Precisamente por dedicarnos a una profesión criminalizada, los depredadores sexuales se aprovechan de nuestra vulnerabilidad.
La niña, sevillana, tenía doce años en el momento de los hechos.
La agredió sexualmente desde los 13 a los 15 años, cuando la dejó embarazada y la joven tuvo que abortar sin contar quién era el padre.
Un seguidor del documental de Netflix 'El caso Alcàsser' los encontró el año pasado en la fosa de La Romana.
Se investiga si la menor fue drogada sin saberlo por los jóvenes.
La defensa contrató detectives para probar que hacía vida normal: según el magistrado no hay delitos de revelación de secretos ni contra la intimidad de la joven.
Se investiga si la víctima pudo haber sido intoxicada con alguna sustancia en el transcurso de una fiesta.