POLÍTICA

"Cuando me independice, lo haré en el extranjero"

10/07/2012 15:11 CEST | Actualizado 10/07/2012 15:15 CEST

Cada vez es más popular entre los jóvenes una frase tan pesimista como verídica: "Aquí no hay de nada". Se refieren a las oportunidades laborales, que con un paro juvenil que alcanza el 52% de los menores de 25 años según la Encuesta de Población Activa (EPA), están cada vez más y más mermadas. Este martes, la Fundación La Caixa ha añadido un poco más de sal a la herida: según su último estudio, siete de cada diez jóvenes de entre 20 y 29 años viven aún con sus padres por culpa de la precariedad laboral.

"NO QUEDA MÁS REMEDIO QUE TIRAR DE LA FAMILIA"

yo Se llama Daniel López, es madrileño y tiene 24 años. Lleva desde octubre en paro y no encuentra trabajo por ningún lado. A pesar de tener un currículum envidiable, "nadie" le llama. Estudió durante toda su infancia en Bruselas en un colegio francés, idioma que domina a la perfección. Cuando terminó la escuela, sus padres le propusieron aprovechar la oportunidad de su alto nivel de inglés y que se fuese a una universidad extranjera. Dani no se lo pensó dos veces y cursó la carrera de comunicación audiovisual en Inglaterra.

Al acabar sus estudios universitarios tenía claro que "quería ser periodista deportivo", así que decidió hacer un máster en la Universidad Europea de Madrid. Al acabar encontró trabajo, "como becario, apenas tres meses y desde entonces, sigo buscando empleo". Dani, como le gusta que le llamen, no puede independizarse y "le gustaría porque está acostumbrado a vivir solo", pero con el paro que recibe es "imposible y no queda más remedio que tirar de la familia", concluye desanimado.

SERGIO, UN SOCIÓLOGO QUE NO PARA DE ESTUDIAR

sergio Sergio Delgado tiene 26 años, es madrileño, licenciado en Sociología y vive en la residencia familiar. No le supone mucho problema, porque afirma tener la suerte de que sus padres posean una segunda casa y pasen mucho tiempo fuera. "Vivo relativamente solo y estoy a gusto, pero si tuviese trabajo y dinero me iría, por supuesto. Querría tener mi propia casa para hacer lo que me diera la gana en ella".

Sergio intentó encontrar empleo a la vuelta de su estancia en Berlín, a donde fue para estudiar una beca Erasmus, pero no tuvo suerte. "Después de seis meses buscando me puse a hacer un máster en Recursos Humanos. Lo terminé, y como seguía sin encontrar nada, me puse a estudiar otra vez". En esta ocasión, realiza un máster en Periodismo, por si en este sector tiene más suerte que en Sociología, pero sus esperanzas están puestas fuera de España. "Si me dan una beca que estoy esperando, me quedaré hasta diciembre de 2013, pero antes o después me marcharé, es mucho más probable que cuando me independice lo haga en el extranjero porque aquí no hay nada que hacer", concluye.