POLÍTICA

El banco HSBC contribuyó al blanqueo de dinero de narcos mexicanos

18/07/2012 11:08 CEST | Actualizado 18/07/2012 16:43 CEST
Frederic J. Brown / AFP

Un informe del subcomité de investigaciones permanentes del Senado de Estados Unidos ha situado al banco británico HSBC en el punto de mira. El documento, que se debatió el martes en Washington, revela que la filial mexicana de la entidad, HSBX, introdujo entre 2007 y 2008 7.000 millones de dólares en efectivo en el sistema americano sin preocuparse ni estudiar la procedencia de tal ingente cantidad de efectivo.

Corren tiempos difíciles para la banca británica. El escándalo destapado ayer aparece tan solo unas semanas después de que salieran a la luz las manipulaciones de otro banco inglés, el Barclays. La entidad presentó informes falsos desde 2005 y durante al menos cuatro años que afectaron al cálculo del Libor, el tipo de interés interbancario por el que se rigen los bancos británicos.

LEE EL INFORME ÍNTEGRO SOBRE HSBC (PDF.)

"Lamentamos profundamente y pedimos disculpas porque HSBC no estuvo a la altura de las expectativas de nuestros reguladores, clientes, empleados, y el público en general", dijo en el Senado Irene Dorner, la presidenta de la filial estadounidense de la entidad. "El banco no invirtió lo que debía en mecanismos para detectar movimientos de lavado de dinero", concluyó.

El documento considera que los escasos mecanismos de control del banco y la falta de acción de los reguladores permitieron a los cárteles mexicanos lavar millones de dólares en EEUU. Las conclusiones del documento, por ahora, ya se han cobrado la primera víctima: David Bagley, el jefe del departamento de control del banco, reconoció que hubo fallos y anunció su dimisión.

El subcomité, además, recrimina a HSBC haber calificado su oficina en México como una filial "de bajo riesgo", pese a su localización "en un país que afronta desafíos de lavado de dinero y de narcotráfico" en el que cuentan con "clientes de alto riesgo" como casas de cambio o cuentas en las Islas Caimán.

El informe contiene las conclusiones de una investigación que tuvo lugar entre 2006 y 2010, durante la que se revisaron 1,4 millones de documentos que incluyen historiales bancarios, documentación legal y correspondencia postal y electrónica. El subcomité, además, ha entrevistado a 75 altos cargos y a reguladores bancarios estadounidenses.

VÍNCULOS CON EL TERRORISMO

Las revelaciones del informe, no obstante, no acaban aquí. El banco, a través de dos de sus filiales, ejecutó transacciones a EEUU por valor de 19.400 millones a través de sus cuentas sin dar a conocer que estaban vinculadas a Irán, país enemigo de EEUU y objeto de sanciones por parte de la comunidad internacional a causa del desarrollo de su programa nuclear.

La división de Oriente Medio de la entidad ocultó y omitió en sus informes cualquier referencia a Irán para evitar los filtros de la OFAC (La oficina de control de bienes extranjeros), órgano que se encarga de los bloqueos y sanciones a países como Irán, Sudán o Cuba.

El documento también ha analizado algunas operaciones que HSBC ha realizado en Arabia Saudí con el banco Al Rajhi, después de que uno de los máximos dirigentes de esta entidad fuese relacionado con Al Qaeda.

Desde HSBC España no han querido hacer ninguna declaración a El Huffington Post. Aseguran que son una simple sucursal, no una filial, y que se rigen por las mismas normas internas que hay en Gran Bretaña. La entidad ha remitido un documento, previo a la sesión en el Senado americano, en el que se anuncian diversas acciones que emprenderá el banco para evitar que se repitan situaciones parecidas en el futuro.

NOTICIA PATROCINADA