ECONOMÍA

El desempleo se dispara y pone en riesgo la 'hucha de las pensiones'

04/09/2012 13:14 CEST | Actualizado 04/11/2012 11:12 CET
THINKSTOCK

La presentación de los datos de paro y la afiliación a la seguridad social en la mañana de este martes por el Ministerio de Empleo no sólo arroja una subida del afiliados al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE, el antiguo INEM). Apunta también la posibilidad de que el Gobierno utilice la llamada "hucha de las pensiones" para financiar un gasto en prestaciones muy por encima del previsto y que puede dejar de compensarse por las contribuciones a la Seguridad Social de las personas que trabajan.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, reconoció en rueda de prensa que para pagar la paga extra de los pensionistas, el Gobierno ya ha tenido que utilizar el Fondo de Prevención y Rehabilitación, que incluye los excedentes de las mutuas por accidentes de trabajo. Es la primera vez que se utiliza y se ha vaciado la práctica totalidad de los alrededor de 4.600 millones de los que disponía. Ese dinero fue utilizado, según informó Burgos, tras varias resoluciones legales que lo dificultaban hasta el momento .

Esta partida es distinta al llamado Fondo de Reserva, dotado con casi 68.000 millones y que es el que garantiza el pago de las pensiones. Pero ese también puede llegar a tocarse, según confirmó Burgos, que lo consideró como uno de los instrumentos a su disposición para garantizar las prestaciones. En la secretaría de Estado preocupa la evolución del IPC en este año, ya que cada décima de hipotética desviación "supone 200 millones de euros y un sobrreesfuerzo" para el sistema, que afronta el año con unas previsiones de equilibrio consideradas demasiado optimistas por los expertos.

Siendo el sistema de pensiones público de reparto (los trabajadores actuales responden por las pensiones actuales) y no de capitalización (las contribuciones de cada trabajador a lo largo de su vida laboral garantizan su pensión), las prestaciones dependen directamente de la evolución del desempleo.

Pero las prestaciones por desempleo tampoco están bien financiadas. Por el momento, el Gobierno ha visto hechas añicos sus previsiones de ingresos y gastos en el capítulo de pago de la prestación por desempleo, según informa Vicente Jiménez en el diario El País:

En los primeros siete meses del año, el gasto en prestaciones por desempleo ha crecido un 5,4%, hasta los 18.455 millones, cuando la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el de Hacienda, Cristóbal Montoro, habían previsto una caída del 5% [...] El gasto en prestaciones creció en el mes de julio un 8,05%, hasta 2.593,6 millones, según los datos difundidos hoy por Empleo. El crecimiento del gasto se acelera con respecto al mes anterior. Pero además, se han disparado las altas y solicitudes de nuevas prestaciones, que son el mejor indicador adelantado de la evolución futura del gasto.

EL GOBIERNO DESCARTA TOCAR LA EDAD DE JUBILACIÓN

A pesar de las estrecheces de la Seguridad Social, Burgos descartó en su comparecencia la posibilidad de que el Gobierno adelante la entrada en vigor de la jubilación a los 67 años, que en principio está planteada de forma efectiva en el año 2027 tras la última reforma.

"No existe una recomendación para acelerar la entrada en vigor de los 67 años, ni este Gobierno se lo plantea en este momento", ha señalado Burgos.

Según Burgos, hay tres compromisos que ha adquirido el Gobierno para negociar en el Pacto de Toledo: el estudio de la integración del régimen del hogar en el general, las medidas para conseguir el retraso efectivo de la jubilación (limitaciones a la jubilación anticipada y parcial) y el análisis del factor de sostenibilidad.