El desempleo en la zona euro subió el pasado mes de noviembre hasta el nivel récord del 11,8%, lo que supone una décima más que en octubre y 1,2 puntos porcentuales más que el año anterior, según los datos ofrecidos por Eurostat (aquí en pdf), que vuelve a señalar a España como el país con peores cifras de empleo de toda la región, ya que su tasa de paro subió al 26,6%, cuatro décimas más que en octubre.

La cifra se traduce en más de seis millones de parados. La semana pasada, el ministerio de Empleo y Seguridad Social publicó datos de paro registrado que elevaba a 4.848.723 personas el número de parados. Los datos difieren de los que maneja Eurostat, que toma la Encuesta de Población Activa (EPA) con ciertas correcciones para homologar los datos a los de otros países europeos. La EPA se considera más fiable que el paro registrado, ya que este último no incluye los desempleados no inscritos en las listas, entre otros colectivos.

Según los datos de Eurostat, en el conjunto de la Unión Europea la tasa de desempleo se situó en noviembre en el 10,7%, en línea con el dato del mes anterior, pero siete décimas por encima del nivel registrado en el mismo mes de 2011.

La agencia estadística europea calcula que 26,061 millones de personas carecían de empleo en noviembre en la UE, de los que 18,820 millones se encontraban en la zona euro, lo que supone un aumento mensual de 154.000 parados en el conjunto de la UE y de 113.000 en la zona euro.

Respecto a noviembre de 2012, la cifra de desempleados entre los Veintisiete subió en 2,012 millones de personas y en 2,015 millones en la zona euro.

Entre los países miembros cuyos datos estaban disponibles, las menores tasas de paro se registraron en Austria (4,5%), Luxemburgo (5,1%), Alemania (5,4%) y Países Bajos (5,6%), mientras que las más altas fueron las de España (26,6%) y Grecia (26% en septiembre de 2012).

ESPAÑA LIDERA EL PARO MASCULINO EN EUROPA

Por otro lado, la tasa de paro masculino subió una décima en la eurozona (11,7%) y en la UE (10,8%) en comparación con octubre. En el caso del paro femenino, se mantuvo estable en ambas regiones en el 11,8% y el 10,7%, respectivamente.

A su vez, la tasa de paro entre los menores de 25 años se incrementó dos décimas en la eurozona, hasta el 24,4%, mientras que en el conjunto de la UE alcanzó el 23,7%, dos décimas más que el mes anterior.

España registró un paro del 56,5% entre los jóvenes, frente al 55,8% de octubre; sólo por detrás del 57,6% registrado en Grecia, aunque los datos del país heleno corresponden al mes de septiembre.

En el caso del paro masculino, España vuelve a registrar los peores datos de Europa, con un desempleo del 26,2%, tres décimas más que en octubre, mientras que la tasa de paro entre las españolas subió al 27%, cuatro décimas más que el mes anterior, sólo mejor que la tasa de paro del 30,1% que afecta a las griegas.