La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha vuelto a echar cuentas. Después de asegurar este viernes que con la reforma laboral "hay 400 parados menos al día", ha afirmado ahora que el Plan E que puso en marcha Zapatero y "que iba a ser la vanguardia de las políticas de empleo en Europa" solo creó 8.000 empleos y requirió 8.000 millones de euros, en su primera fase, "a un millón por empleo".

Báñez, durante la conferencia de clausura de la tercera Escuela de Invierno del PP andaluz celebrada en Jaén, ha querido con ello diferenciar dos formas de hacer política, la del PP "pragmática", "eficaz", "llegando al corazón de los problemas para cambiar las cosas" y la del PSOE, llenando las calles de carteles y los cajones de facturas.

"Ese plan, que era una combinación de mucho cartel, mucho gasto y poco empleo, el Tribunal de Cuentas dictaminó que quedó en nada", ha dicho. En este sentido, ha añadido que "nos costó mucho dinero, más de 13.000 millones de euros, ocho mil millones el primer plan E y se crearon 8.000 empleos, un millón de euros por empleo", y ha puntualizado: "Eso sí, carteles en todos los pueblos y ciudades de Andalucía".

"OTRA MANERA DE HACER LAS COSAS"

Para Báñez, "hay otra manera de hacer las cosas, porque los carteles se ponían en las calles y las facturas estaban en los cajones", y "esa es la forma de gestionar el partido socialista".

En contraposición ha puesto de ejemplo el Gobierno del PP, con un ministro de Hacienda "a la vanguardia de Europa", con el Plan de pago a proveedores, con 30.000 millones de euros para ayudar a pagar las facturas pendientes "que dejaron en los cajones los gobiernos socialistas".

"Seis millones de facturas que impedían que las pymes y autónomos mantuvieran abiertos sus negocios", ha dicho la ministra, que ha subrayado que se está pagando "a 28.000 empresas que han creado empleo, 100.000 puestos de trabajo", una acción que se hace "sin trampa, ni cartel de cartón y reduciendo a la mitad toda la publicidad institucional desde que llegamos al gobierno".

Ha precisado que los ciudadanos "saben muy bien lo que sabemos, no hace falta que pongamos carteles de cinco metros por las calles", que a veces "han sido más caros que el propio proyecto", ha concluido.

Loading Slideshow...