POLÍTICA
19/03/2013 15:14 CET | Actualizado 19/03/2013 15:14 CET

Rubalcaba y Pachi Vázquez consensúan celebrar unas primarias consultivas en Galicia

EFE

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez, han llegado a un acuerdo que se podría resumir en un 'ni para ti ni para mí'.

Las posturas estaban enfrentadas: por un lado, el secretario general de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez, había propuesto la celebración de unas primarias para elegir a su nuevo líder. Por otro, Rubalcaba defendía respetar los estautos, que prohíben la celebración de primarias.

Finalmente se celebrarán unas primarias consultivas el 1 de junio, en las que podrán votar los militantes de esa Comunidad, antes del congreso extraordinario del PSdeG, previsto para el 6 de julio.

Tras el pacto, toca aplicar las modificaciones pertinentes con el desarrollo de un reglamento que recoja todo lo acordado. Está previsto que esté terminado en un plazo de entre 15 o 20 días.

Según la fórmula consensuada los militantes podrán ejercer la participación directa al tiempo que se respeta lo establecido en los estatutos del partido, que señala que la última palabra en esta elección la tienen los delegados en un congreso.

Ambas direcciones se han dado por satisfechas con el acuerdo, ya que en Ferraz son partidarios de favorecer la participación de la militancia y el PSdeG ve cumplido el mandato del último comité nacional del partido, que el pasado día 2 acordó por aplastante mayoría la celebración de una "consulta" a las bases sobre el nombramiento de futuro secretario general.

EL PROCESO

La idea consensuada es que se abra un proceso se selección de precandidatos, que tendrán que presentar un número determinado de avales para confirmarse como candidatos y hacer campaña.

El 1 de junio se producirá la votación y, en cada agrupación, los militantes votarán listas encabezadas por los candidatos que hayan pasado "el corte" de los avales y que incluirán también a los delegados que apoyan a cada uno.

Así, mediante una sola votación, las bases escogerán a los delegados que participarán en el congreso extraordinario de julio y dejarán claras cuáles son sus preferencias para liderar el partido.

Aunque podrán presentarse otros candidatos al congreso que no hayan concurrido en las primarias, lo tendrán más difícil, porque, tal y como es preceptivo, tendrían que reunir el 20% de los avales de los delegados y, en teoría, éstos estarán ya vinculados a las candidaturas que hayan optado a la consulta y no se hayan retirado después.