NOTICIAS

Lucha en el PP por el déficit: Monago y Fabra chocan por el reparto del objetivo

27/05/2013 15:27 CEST | Actualizado 27/05/2013 16:10 CEST
PP

Los barones del PP no se mueven de sus posiciones y siguen manteniendo una pugna abierta y pública sobre el reparto del déficit autonómico. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, está reunido con los jefes de los Ejecutivos de las comunidades gobernadas por el partido en la sede en la madrileña calle Génova para calmar los ánimos.

Aunque intentan no salirse del guión, las diferencias son palpables. El presidente valenciano, Alberto Fabra, no ha querido hacer declaraciones ante las cámaras, pero en un corrillo con un reducido grupo de periodistas ha dicho que llega "remangado" para tratar esta cuestión. Este barón es uno de los que integran el bloque 'mediterráneo', que incluye a Baleares y Murcia y que opta por un déficit diferente para cada comunidad.

LA RECOMENDACIÓN DE MONAGO A FABRA

El otro grupo, el que integran las autonomías 'cumplidoras', cuenta con el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, como la voz principal a la hora de reclamar igualdad de trato. Forman parte de este bando, autonomías como Castilla y León, Aragón y Madrid.

A su entrada a la sede del PP, Monago ha insistido en este mensaje: "Siempre digo lo que pienso. Vengo diciéndolo las últimas semanas y hoy no voy a variar la posición. De todas formas, es momento para hablar". "Lo he dicho por activa y por pasiva, hemos hecho hecho grandes esfuerzos para cumplir", ha comentado a la prensa Monago, quien ha subrayado que es difícil de entender y explicar a los ciudadanos que haya una asimetría".

Posteriormente, en otro corrillo con periodistas y antes de acceder a la sala de la reunión, Monago ha recomendado a Fabra una lectura, la de la Constitución, un libro que "puede que no sea un best seller", pero habla del "principio de solidaridad".

Esta reunión se produce en una semana en la que Bruselas oficializará el objetivo del déficit para España, cuyo límite pasará del 4,5 al 6,3%. Por ello, el objetivo de las autonomías pasará del 0,7% previsto inicialmente al 1,2%. Pero, no todas quieren tener ese techo y piden un déficit 'a la carta'.

Esta semana tendrá lugar reuniones de grupos de trabajo del Consejo de Política Fiscal y Financiera en las que previsiblemente se fijará la fecha de la reunión de este órgano en la que el Gobierno y las autonomías deben negociar oficialmente los objetivos de déficit, según fuentes del Partido Popular.

POSICIONES FIJAS

El presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, otro de los 'pesos pesados' del partido, ha seguido defendiendo su postura y su intención de que se acometa además una reforma de la financiación. "Vamos a escuchar primero", ha dicho mientras franqueaba la puerta principal de la sede de partido, a la vez que ha comentado que solo habla de él.

"Lo que procuro es que me entiendan. Ya con eso sería suficiente", ha dicho ante las críticas de otras comunidades de abrir la mano para las que tienen más problemas a la hora de reducir sus desequilibrios.

Frente a esta postura, está la de Castilla y León, cuyo presidente, Juan Vicente Herrera, no ha querido someterse a las preguntas de los medios. Sí lo ha hecho su consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, que ha participado en la reunión previa que han mantenido la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, con consejeros autonómicos para tratar la reforma de la administración.

Del Olmo, una de las figuras autonómicas más bregadas en las negociaciones de déficit y financiación, ha subrayado que el presidente Herrera ya ha explicado el mensaje en varias ocasiones: "Todos queremos el mismo déficit y que no nos penalicen a las que hemos cumplido".

Ante esta división de posturas, el presidente de La Rioja ha preferido mostrarse optimisa y conciliador: "Llegaremos a un acuerdo seguro". Tampoco ha querido entrar en terreno espinoso el jefe del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo, que ha apostado por "avanzar y trabajar".

Otros han decidido callar ante los medios. Los presidentes de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, y de Baleares, José Ramón Bauzá, han declinado pronunciarse sobre esta negociación. El almuerzo en Génova no tiene aire de celebración.

NOTICIA PATROCINADA