POLÍTICA

El Gobierno liga la gratuidad de la reproducción asistida a la esterilidad

23/07/2013 17:05 CEST | Actualizado 23/07/2013 18:01 CEST

El requisito determinante para poder acceder a tratamientos de reproducción asistida en el sistema sanitario público será ser "mujer estéril", según ha acordado el Consejo Interterritorial de Salud -órgano que reúne al Ministerio de Sanidad con las autonomías-.

Los responsables del Ministerio y de las comunidades han aprobado la nueva cartera básica común de servicios del Sistema Nacional de Salud en relación a la reproducción asistida, según la cual, estos tratamientos se financiarán "por motivos terapéuticos o preventivos".

Otro de los requisitos para recibir esta prestación será, además de ser estéril, no tener más de 40 años en el caso de la mujer y de 55 para los hombres.

De esta manera, no se garantizará la gratuidad de las técnicas cuando haya un diagnóstico médico de infertilidad, lo que dejaría fuera a parejas lesbianas y madres solteras que no tengan este problema.

La fijación del requisito de esterilidad ha generado el rechazo de algunas comunidades autónomas como Andalucía, el País Vasco, Canarias y Asturias y de las asociaciones de homosexuales al entender que no cubrirá la financiación pública a lesbianas y mujeres sin pareja que pueden ser fértiles pero que necesitan de estos tratamientos para poder ser madres.

MATO NO CREE QUE LA FALTA DE VARÓN SEA CRITERIO MÉDICO

Todas las mujeres que tengan problemas médicos para concebir pueden acudir a la fecundación asistida con financiación pública", ha afirmado la ministra de Sanidad, Ana Mato, tras esta reunión.

Preguntada sobre qué criterio puede considerar el médico para incluir o excluir a un paciente de un diagnóstico de infertilidad, ha afirmado no verse preparada para contestar lo que se considera médico como problema de fertilidad, si bien ha precisado que no cree que "la falta de varón sea un criterio médico".

Mato ha comentado que con esta medida no se modifica el decreto de 2006 que establecía que la reproducción asistida solo se financiaba públicamente cuando hubiera un diagnóstico de esterilidad o una indicación clínica establecida.

Ha subrayado que "cualquier mujer que tenga un problema para tener un hijo, apreciado por un médico, tendrá acceso a la financiación pública de la reproducción asistida".

NO SE INCLUYE LA REFERENCIA A PAREJAS HETEROSEXUALES

La ministra ha explicado que en el texto de la propuesta se introducía en un principio el término de pareja pero que ha habido un problema de interpretación -"no sé si intencionado o malintencionado", ha dicho-, y que, por ello, se ha sustituido finalmente por personas.

"No ha habido ninguna modificación respecto a lo previsto pero a lo mejor alguna comunidad autónoma lo que pretende es ampliar la cartera de servicios ampliando las prestaciones", ha replicado Mato para contestar a las críticas de algunos consejeros autonómicos, como los de Andalucía, Asturias y País vasco.

Esta decisión llega unos días después de hacerse pública una sentencia que condena a la Consejería de Sanidad y el Servicio de Salud del Principado de Asturias por denegar la reproducción asistida a una lesbiana al entender que la Constitución ampara el principio de igualdad de trato y no disminución por razón de sexo.

Según esta sentencia, se entiende que en los casos de esterilidad no puede excluir la que en términos médicos se denomina como primaria (ausencia de factor masculino), ya que, de lo contrario, se estaría obligando a una persona de orientación homosexual a tener relaciones heterosexuales para alcanzar la procreación.