POLÍTICA

"Orgullo y satisfacción" de Rajoy por una recuperación "firme y cada vez más intensa"

01/08/2014 14:41 CEST | Actualizado 01/08/2014 17:29 CEST

Con solemnidad y, quizás, como inicio anticipado del período electoral, Mariano Rajoy ha proclamado que la recuperación económica es "inapelable", "firme y cada vez más intensa".

En su rueda de prensa de balance de fin del curso político, el presidente del Gobierno ha asegurado sentir "orgullo y satisfacción" por el rumbo de la economía. Según él, su optimismo se justifica por el repunte del crecimiento, la creación de empleo neto e indicadores financieros como la prima de riesgo o el nivel de la Bolsa.

"No estamos ante un espejismo" sino "pisando terreno sólido", ha dicho. "La recuperación ha llegado para quedarse" y el empleo ha dado un giro "de 180 grados". El nuevo escenario llevará al Gobierno a revisar al alza sus previsiones de crecimiento y empleo, según ha anunciado.

NI ADELANTO ELECTORAL NI CRISIS DE GOBIERNO

Con los deberes hechos, Rajoy se va de vacaciones prometiendo agotar la legislatura (las elecciones generales deberían celebrarse en noviembre de 2015) y decidido a no remodelar su gabinete pese a las horas bajas de varios de sus ministros.

"El fatalismo y la desesperanza están dando paso a un racional y razonable sentimiento de confianza en el futuro", ha asegurado Rajoy, siempre apelando a la situación que se encontró cuando llegó al Gobierno. Hoy, España no está al borde del rescate y el país no es una fábrica de parados sino de empleos, en su opinión.

"Jamás" en la historia de España el crecimiento se había trasladado al empleo de manera tan acusada. El país vive un "cambio de escenario" y una "recuperación indiscutible", según él.

La mención a los que sufren y a los recortes ha sido mínima y contrasta mucho con el tono general del discurso. Para Rajoy, el ejemplo de que el Gobierno ha superado la crisis "sin dejar desguarnecidos a los más débiles" es que no se han congelado las pensiones o el mantenimiento de la sanidad y educación públicas.

CATALUÑA Y EL RESTO DE TEMAS, SIN HUECO EN SU DISCURSO

En su discurso, Rajoy sólo ha hablado de la economía y brevemente de la sucesión en la Corona. Otros temas, como la corrupción, el proceso soberanista de Cataluña, el declive del bipartidismo, la estabilidad institucional o el aborto no fueron abordados por el presidente en su resumen, sino a respuesta de las preguntas de los periodistas.

Sobre Cataluña, y sólo dos días después de su reunión con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, Rajoy se ha limitado a negar la celebración del referéndum de autodeterminación.

"Le dije que esto era ilegal y muy perjudicial para todos los españoles. Mi posición es: ley sí, pero diálogo también", ha dicho. "Sólo sé una cosa, que Mas ha dicho que no hará nada que sea ilegal. Eso sería una decisión muy puesta en razón", ha agradecido.

Por el aborto pasó de puntillas y se ha limitado a asegurar que buscará el "máximo consenso" en la reforma. Sobre el declive del bipartidismo, la irrupción de Podemos o la corrupción, el presidente se ha limitado a asegurar que el "bipartidismo da estabilidad".

Visiblemente incómodo, ha respondido con frases genéricas a las preguntas sobre la corrupción en el PP o el escándalo de la fortuna de Jordi Pujol.

"Que se produzcan ese tipo de acontecimientos no le gusta a nadie", ha dicho antes de recordar que "hay decenas de miles de políticos que no han tenido que ir y espero que no tengan que ir nunca a un tribunal".

El presidente se ha comprometido a "hacer lo posible y lo imposible para que esas situaciones no se vuelvan a producir nunca más".

SÁNCHEZ CONMINA A RAJOY A "PISAR LA CALLE"

Minutos después, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido a Rajoy que "pise más la calle" y ha criticado la lectura "parcial", "interesada" y que, a su juicio, hace el jefe del Ejecutivo de la realidad española, según informa Europa Press.

"El señor Rajoy, después de haberle escuchado, lo que que necesita es pisar la calle, hablar con los pequeños y medianos empresarios, trabajadores y trabajadoras, también hablar con las las amas de casa y con los parados, y saber exactamente cuál es la realidad del país que gobierna", ha dicho, añadiendo que Rajoy la "desconoce".

El balance de Rajoy, en frases