Huffpost Spain

7 ejercicios que deberías dejar de hacer en el gimnasio (FOTOS)

Publicado: Actualizado:
Imprimir

El gimnasio puede ser un lugar intimidatorio para los inexpertos. Pero, en algunos casos, lo que hay que evitar es ir demasiado confiado. Los fanáticos del fitness no siempre se toman el tiempo de reevaluar su rutina, aprender nuevas técnicas o dar prioridad a la salud y la seguridad.

Queda claro que los monitores de gimnasio no pueden estar pendientes de todo el mundo todo el tiempo, corrigiendo la postura y la forma. Ése es el motivo por los que nuestros compañeros de The Huffington Post les pidieron que contaran los errores que comete la gente y que están hartos de ver. Aquí los tenéis:

  • 1
    Abdominales
    Antonio_Diaz / Getty Images
    "Los abdominales no funcionan tan bien como crees y son peligrosos: imagina que tu columna es una tarjeta de crédito. Igual que al flexionarla y tensarla, la tarjeta se desgastaría, hacer el movimiento abdominal de forma repetida puede crear un daño irreparable en tu espalda.

    Probablemente te hayan enseñado que si vas a coger un objeto pesado del suelo y no quieres dañar tu columna, deberías doblar las rodillas y no la espalda. Pues debes saber que cada vez que haces un abdominal o una sentadilla, doblas la espalda... una y otra vez..."

    Ben Greenfield, entrenador de fuerza y condición física, nutricionista deportivo certificado y bloguero de The HuffPost
  • 2
    Máquina de abductores
    Getty Images
    "Centrarse en ese grupo de músculos menores de la cadera no resulta demasiado efectivo y la verdad es que la mayoría de la gente que utiliza la máquina se pone a hablar con un amigo o a leer un libro, sin prestar atención al ejercicio.

    Sería mejor hacer zancadas, con las que utilizas la cara interna y externa de los músculos, mientras fortaleces la pierna entera y el movimiento funcional".

    Chris Freytag, experta nacional en fitness y bloguera de The HuffPost
  • 3
    Polea tras la nuca
    Karl Weatherly / Getty Images
    "Para hacer este movimiento hay que tener unos hombros muy flexibles. Si no, puedes dañarte el hombro y el manguito de los rotadores [conjunto de músculos y tendones que proporcionan exactamente estabilidad al hombro]. La mayoría de entrenadores recomienda bajar la barra por delante de los hombros, utilizando así los dorsales de forma más segura".

    Ramona Braganza, entrenadora de famosos y fundadora de 321 Fitness
  • 4
    Levantamiento de 'kettlebells' (si aún no estás preparado)
    Brian Steele / Getty Images
    "Nunca me han convencido las kettlebells. Pueden funcionar muy bien, pero sólo si se hace bien el ejercicio. Éste consiste en levantar la pesa por debajo de la ingle hasta completar un ángulo de 90º con el tronco. El movimiento potencia la fuerza y el movimiento dinámico, y es beneficioso para todos: desde gente que trabaja en casa hasta deportistas de élite. Toda la energía se genera desde las caderas y se emplean casi todos los músculos del cuerpo.

    Para ejecutar bien este movimiento, tienes que tener buen equilibrio y una movilidad sólida en los hombros. Si no, puede que luego te duelan la espalda y los hombros".

    Collette Stohler, autora de The Intuitive Athlete, y bloguera de The HuffPost.
  • 5
    Levantamiento de pesas con soporte
    Predrag Vuckovic / Getty Images
    "La gente tiene que entender que este ejercicio no es recomendable. Es la mejor etiqueta de defensa del gimnasio y el pique de muchos asiduos del fitness. En realidad puedes hacer pesas en cualquier sitio. Su peso es relativamente ligero. Se pueden levantar sin problema del suelo, pero si estás en cuclillas, necesitas un soporte. Debes practicar con un peso más o menos cómodo y usar barras de seguridad por si algo no sale bien en el entrenamiento.

    Si levantas pesas en cuclillas, puede que debas dejar de hacerlo, ya que es uno de los ejercicios más inseguros".

    Pat Davidson, director de metodología de entrenamiento en Peak Performance en Nueva York.
  • 6
    Máquina de extensión de piernas
    Wavebreakmedia Ltd / Getty Images
    "Creo firmemente en los ejercicios que desafían el cuerpo con peso libre y con peso del propio cuerpo, más que en las máquinas estandarizadas. Una máquina no funciona igual para todo el mundo y te obliga a llevar a cabo el ejercicio desde una posición que no es natural. Cuando hacemos extensión de piernas, estamos realizando un ejercicio no funcional, que no reproducimos en la vida diaria. Así, se ejerce más presión de la necesaria en la parte trasera de la rótula, lo que puede causar molestias a la gente con problemas de rodilla.

    Hay otras formas más dinámicas para ejercitar los cuádriceps (el único músculo que trabaja esta máquina) que activan otros músculos de las piernas y el tronco, y que además dejan una mejor sensación en el cuerpo".

    Alena Hall, entrenadora personal y miembro del HuffPost Third Metric Fellow
  • 7
    Máquina Smith
    "Esta máquina hace todo el ejercicio de equilibrio por ti, pero es un movimiento poco natural que no te permite ejercitar los músculos menores estabilizadores de alrededor. Esto anula toda la funcionalidad del ejercicio, y aísla los grupos de músculos más amplios.

    Si realizas este movimiento en la vida real (como levantar un objeto pesado desde el suelo), te harás daño sin duda.

    Empieza con peso libre. Trata de ser lo más simétrico posible para evitar daños y ve añadiendo peso poco a poco".

    Alison Peters, psicóloga del deporte en NYU Langone Medical Center

Traducción de Marina Velasco Serrano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:


En Internet

Los 20 errores más frecuentes que cometemos en el gimnasio